7 de abril de 2020
11 de mayo de 2008

Dirigentes del PP creen que el descontento con Rajoy se canalizará a través de votos en blanco en el Congreso de junio

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Varios dirigentes del PP auguran que Mariano Rajoy podría llegar a obtener más de un diez por ciento de votos en blanco en su reelección como presidente del PP, durante la votación que se celebrará el próximo 21 de junio en el marco del XVI Congreso Nacional de Valencia. En su opinión, un porcentaje como ese tendría un gran "gran relevancia" en un llamado 'congreso a la búlgara', sin candidatura alternativa.

Así lo han manifestado a Europa Press distintos dirigentes 'populares' que consideran que esa votación puede ser una forma de canalizar el "descontento" por la forma en la que Rajoy está gestionando la crisis interna abierta en el seno del partido tras la derrota electoral.

Algunos de esos cargos del PP subrayan que, si finalmente se confirma ese 10 o 15 por ciento de votos en blanco, el porcentaje no pasará desapercibido, dado que en los últimos congresos el presidente ha sido siempre elegido por una mayoría abrumadora superior al 95 por ciento.

Por lo tanto, si Rajoy logra apoyos inferiores a los esperados surgirán comparativas con el cónclave de octubre de 2004, donde fue proclamado nuevo presidente del PP con el 98,37 por ciento de los votos emitidos por 2.541 compromisarios de los 3.030 que estaban acreditados. En blanco sólo se emitieron entonces 41 papeletas (1,63 por ciento).

ELECCIONES POR AMPLIA MAYORIA APLASTANTE.

Esa mayoría aplastante también se repitió en los cinco congresos nacionales anteriores, en los que José María Aznar ocupó la presidencia del PP (entre 1990 y 2004). En concreto, la última vez que fue elegido presidente de los 'populares', en enero de 2002, cosechó el 99,6 por ciento de los votos.

Los dirigentes del PP que pronostican este porcentaje de votos en blanco aducen que hay descontento con el presidente del PP después de la derrota electoral del 9 de marzo y el hermetismo que, en su opinión, mantiene en las últimas semanas.

Por eso, creen que ese malestar se va a canalizar en cierta medida con un voto en blanco a la candidatura de Mariano Rajoy, máxime cuando muy pocos son los que consideran que puede haber una lista alternativa que compita con la del candidato oficial.