27 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

Economía/Empresas.-IULV-CA rechaza el cierre de Delphi al considerar que es "un atentado contra los derechos humanos"

Exigen que Chaves comparezca "urgentemente" en el Parlamento y que los ministerios de Trabajo e Industria medien con la multinacional

SEVILLA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Ejecutiva Andaluza de Izquierda Unida Los Verdes-Convocatoria por Andalucía (IULV-CA) rechazó hoy el cierre de la planta de Delphi, al considerar que, además de un "atentado contra los derechos sociales de los trabajadores, supone un "flagrante incumplimiento" de la legislación española y de los propios compromisos empresariales acordados en el Plan Industrial firmado en el 2005 que garantizaba el trabajo hasta 2010 para la totalidad de los 1600 trabajadores de la planta puertorrealeña.

La Comisión, reunida hoy en Sevilla, aprobó por unanimidad el informe de la dirección del partido en el que, ante el anunciado cierre de la factoría de Puerto Real (Cádiz).

En el informe, al que ha tenido acceso Europa Press, IU afirmó que, "por la forma de anunciarse el cierre; por el desprecio exhibido a la normativa laboral y a los compromisos firmados con los trabajadores y con las instituciones; por las gravísimas repercusiones socioeconómicas que acarrea en una Bahía y en una provincia especialmente afectada por el desempleo y la desindustrialización", calificaron la actuación de la multinacional norteamericana "de puro y duro terrorismo industrial".

Ante esta situación, la federación de izquierdas aprobó exigir al presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, que, "corrigiendo la pasividad demostrada por su consejero de Empleo, Antonio Fernández, adopte con toda urgencia cuantas medidas permitan impedir el atentado contra los intereses de Andalucía que pretende la multinacional Delphi". Para ello, solicitaron su "urgente" comparecencia ante el Parlamento andaluz para que exponga el contenido de esas actuaciones.

Asimismo, IU instó al Gobierno central para que, a través de los Ministerios de Trabajo e Industria, obliguen a la multinacional Delphi al cumplimiento de los compromisos adquiridos y por los que ha percibido de las diversas administraciones públicas más de 25 millones de euros.

En esta línea, trasladó al Comité de Empresa y al conjunto de los trabajadores afectados su "total apoyo" en cuantas acciones lleven a cabo en defensa de sus derechos sociales y laborales. Para ello, Izquierda Unida pone a su disposición su estructura organizativa y sus grupos institucionales en el Congreso, Parlamento andaluz y Ayuntamientos.

Por todos estos asuntos, la Comisión Ejecutiva Andaluza de IULV-CA realizó un llamamiento "al conjunto de nuestra militancia y de nuestros cargos públicos a que estén presentes en la manifestación ciudadana de protesta contra el cierre anunciado", que han convocado los Ayuntamientos más directamente afectados para el próximo 1 de marzo.