24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 29 de noviembre de 2008

    Economía/Finanzas.-Pastor (PSE) espera que PNV "aprenda la lección" y se hable del futuro de las cajas desde el consenso

    BILBAO, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, manifestó hoy su deseo de que, tras la frustrada fusión de BBK y Kutxa, el PNV haya "aprendido la lección" de que "no puede pretender gestionar el país como si fuera exclusivamente suyo" y confió en que "más pronto que tarde, tengamos que sentarnos para hablar del futuro de las cajas, pensando en el beneficio de los ciudadanos y en afrontar en mejor situación la crisis económica, desde el consenso".

    Pastor aseguró que tras el fracaso del proceso de fusión de BBK y Kutxa, ahora la labor es "reactivar los consensos, aprender de la lección", porque "el PNV no puede pretender gestionar el país como si fuera exclusivamente suyo", actuando "con mucha tranquilidad" para que, "más pronto que tarde, poner encima de la mesa los intereses de la ciudadanía de Euskadi".

    En declaraciones a Europa Press, Pastor consideró el resultado de la votación en la asamblea de la Kutxa una "relativa sorpresa para algunos". "Yo dije hace unos días que había posibilidades ciertas de que se produjera una sorpresa. Esto lo que viene a demostrar es que ha habido una tremenda precipitación y muchos nervios por parte del PNV al abordar este proceso y deja bien a las claras lo que hemos dicho los socialistas: que aquí había mucho más de impulso político en esta operación que de impulso económico y financiero", agregó.

    A su juicio, lo ocurrido ayer en la Kutxa ha venido a "demostrar de forma absolutamente palpable es que en este país, en Euskadi, nada puede hacerse sin el pacto y sin el acuerdo". "Todo lo que se pretende hacer sin grandes consensos desde la imposición, desde el órdago y desde la unilateralidad, está condenado al fracaso", aseguró.

    Según indicó, los "grandes éxitos de este país han venido siempre de la mano de los grandes acuerdos". Por lo tanto, afirmó que lo que hay que hacer ahora es "reactivar los consensos, aprender de la lección -el PNV no puede pretender gestionar el país como si fuera exclusivamente suyo-, actuar con mucha tranquilidad y poner encima de la mesa otra vez la generosidad necesaria para pensar, no en los intereses de ningún partido, sino en los intereses de la ciudadanía de Euskadi".

    En su opinión, "no es una buena noticia que dos cajas de ahorro arruinen su prestigio por una operación que se lleva solamente desde el punto de vista político", por lo que manifestó que las cajas deben ser un "instrumento" al servicio de los ciudadanos vascos y no "al servicio de ninguna estrategia partidista".

    Tras mostrar su deseo de que tanto las direcciones de las cajas, como el PNV, que ha sido el impulsor principal de esta actuación, hayan "aprendido de la situación actual", confió en que sea posible en el futuro "reconstruir los consensos, porque ésta es una sociedad plural y las cajas tienen que mantener, primero un equilibrio territorial, porque este es un país de tres territorios, y transparencia y pluralidad política en sus órganos de gestión".

    El dirigente socialista recordó que su formación dijo en su momento que esta fusión "a tres" hay que abordarla desde la "transparencia, desde la equidad territorial y desde la tranquilidad política e institucional". "Parecía evidente que no estábamos en el momento preciso de tranquilidad política ni institucional", destacó.

    En este sentido, manifestó que "ya llegará el momento, espero que más pronto que tarde, en que tengamos que sentarnos para hablar del futuro de las cajas, de cómo se aborda una fusión, con qué instrumentos, pensando en el beneficio de los ciudadanos y en afrontar en mejor situación la crisis económica". "A eso seguiremos estando dispuestos los socialistas", concluyó.