19 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

La economía navarra modera su crecimiento al 3,8 por ciento en el tercer trimestre del 2007

PAMPLONA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La economía de Navarra moderó su crecimiento en el tercer trimestre de 2007, situándose en el 3,8 por ciento, dos décimas por debajo del periodo anterior.

No obstante, el consejero de Economía y Hacienda, Álvaro Miranda, destacó que la economía de la Comunidad foral es "sólida y robusta" y crece a un ritmo "muy importante", capaz de generar empleo. Como aspecto negativo citó el repunte de la inflación. Según la estimación del Gobierno, el año se cerrará con una tasa de crecimiento del 3,8 por ciento, similar a la española, y la previsión para el año que viene ronda el 3 por ciento.

El vicepresidente segundo presentó en rueda de prensa el último informe de coyuntura económica de Navarra, correspondiente a los meses de julio, agosto y septiembre.

El descenso de dos décimas en el crecimiento del PIB es similar a la desaceleración registrada por la economía española. No obstante, se sigue superando ampliamente la tasa de crecimiento del 2,7 por ciento contemplada en las primeras estimaciones de Eurostat para la zona euro, según comparó el consejero, quien resaltó que Navarra avanza hacia el objetivo de convergencia.

Miranda explicó que la moderación es una consecuencia de la desaceleración de la industria, que crece a una menor fuerza. Además, desde la perspectiva de la oferta, el comportamiento desacelerado, en términos interanuales, ha sido ocasionado además de por la moderación de la industria, por la construcción y los servicios de mercado, que han frenado en mayor o menor medida el ritmo de actividad del trimestre anterior, mientras que los servicios de no mercado acentúan ligeramente su tasa de crecimiento y la agricultura mantiene un perfil estable.

Así, la industria navarra incrementó su valor añadido el 1,9 por ciento en el tercer trimestre del año, seis décimas porcentuales menos que en el segundo, acentuando el proceso de progresivo debilitamiento de la actividad del sector que se viene observando desde mediados de año. No obstante, el consejero confió en el efecto positivo del incremento en un 10 por ciento de la producción en la factoría Volkswagen para el próximo año.

La construcción, aunque en menor medida que la industria, reflejó en el periodo analizado una tendencia expansiva más moderada. El aumento del valor añadido generado por las ramas constructoras se situó en el 5,5 por ciento en el trimestre más reciente, por el 5,6 por ciento del trimestre anterior, al moderarse ligeramente el favorable comportamiento de la edificación residencial y de la obra civil.

Por su parte, las ramas de actividad terciarias mostraron en este tercer trimestre una evolución casi tan favorable como la registrada en el segundo.

Desde la perspectiva de la demanda, las estimaciones reflejan que el menor dinamismo de la economía navarra ha derivado, en su totalidad, de la prolongada trayectoria desacelerada de la demanda interna, que moderó en dos décimas de punto porcentual su aportación.

Por su parte, el gasto en consumo final continuó creciendo de forma desacelerada, también, con tasas de variación situadas en el 3,7 por ciento en su conjunto.

En términos de aduanas, los datos globales de comercio exterior acumulados desde enero hasta septiembre reflejan un aumento de las exportaciones.

En términos de Contabilidad Trimestral, el número de ocupados a tiempo completo sólo ha aumentado un 2,3 por ciento en el tercer trimestre, siete décimas menos que en el segundo.

La inflación de Navarra, recogiendo la notable aceleración de los precios alimenticios y energéticos, ha registrado un destacado repunte en los meses más recientes, pasando desde el 2 por ciento de junio y julio hasta el 2,3 de septiembre y el 3,4 de octubre. Ese último mes, la inflación subyacente de la región se ha elevado al 2,9 por ciento, siete décimas más que en septiembre.

En respuesta a la crítica de Institución Futuro, Miranda destacó que el proyecto de Presupuestos de 2008 crecerá por encima del 10 por ciento por si se presenta un ejercicio más complicado en términos de desaceleración. También indicó que Navarra ya no crece a ritmos superiores a la media española porque cada vez es "más difícil" mantenerse. Al respecto, subrayó que Navarra debe cambiar su modelo económico y avanzar hacia otro que genere "valor añadido", más competitivo, de manera que el margen entre la producción y la venta sea mayor.