22 de agosto de 2019
30 de diciembre de 2008

Egibar dice que PSE debía "favorecer" la aprobación de presupuestos por el acuerdo entre PNV y Zapatero en los estatales

Cree que no es que el respaldo de los socialistas haya salido "gratis", sino que "su margen de negociación estaba condicionado"

BILBAO, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PNV y presidente del GBB, Joseba Egibar, afirmó hoy que no es que haya salido "gratis" al Gobierno vasco el apoyo del PSE-EE a los presupuestos de 2009, sino que el margen de negociación de los socialistas vascos "está condicionado o limitado" por el acuerdo que la formación nacionalista había llegado con el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero respecto a las cuentas públicas estatales. Por ello, afirmó que "el PSE-EE sabía positivamente que tenía que favorecer la aprobación de los presupuestos" en el Parlamento vasco y en las tres Juntas Generales.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Egibar afirmó que este año Zapatero "ha mostrado su cara más amarga, la más oscura", al recurrir, "con la intención de prohibir" la Ley de Consulta, "aprobada por el Parlamento vasco", lo que supone "una quiebra en la confianza desde parámetros democráticos".

No obstante, precisó que el presidente del Gobierno también "aborda su primer año de legislatura con una crisis que no reconocía que existiera, pero que realmente está afectando, no sólo a España, sino también a nosotros".

En esta línea, precisó que, cuando al PNV se le pone delante "un ejercicio de responsabilidad para abordar cómo afrontar la crisis", da "un paso adelante y Zapatero incorpora una serie de materias" que la formación nacionalista reclamaba "desde hacía muchísimo tiempo en lo que podía ser el cuadro negociador".

A su juicio, el PNV "no negocia nada propio, sino que pone encima de la mesa aquellas materias que, precisamente, en estos tiempos de crisis pueden servir como herramientas para abordar de mejor manera y con más eficacia, precisamente, los efectos de la crisis".

"Ahí está, por ejemplo, el acuerdo en materia de I+D+i, así como otra serie de infraestructuras u obras que se han incorporado al acuerdo, como, en el caso guipuzcoano, el Puerto de Pasajes, para que, de una manera ya definitiva sea irreversible y realidad, tanto la regeneración de la vía de Pasaia, como, en su caso, la construcción de Puerto Exterior", añadió.

Tras precisar que "todo eso lleva a un acuerdo", el PSE-EE, tanto en el Gobierno vasco como en las tres Juntas Generales, "sabía positivamente, porque se da el acuerdo, que tenía que favorecer la aprobación de presupuestos".

"Por tanto, su margen de negociación era también limitado o estaba condicionado. No es que salga gratis o deje de salir gratis, sino que el marco de juego era ése", apuntó.

CRISIS

Joseba Egibar manifestó que el presupuesto "ha tenido una adecuación o adaptación" al tiempo de crisis, "que se presumía que llegaba", pero que "nadie creía que iba a tener el alcance que está teniendo ya y, con toda probabilidad, se proyecte en 2009".

A su juicio, las cuentas públicas son "un reflejo, precisamente, de herramienta para consolidar un modelo de crecimiento económico, que se ha demostrado equilibrado en el ámbito vasco, pero que hay que reforzar".

"Tenemos una industria que supone el 30 por ciento de nuestro PIB, a diferencia de lo que puede ser en otras latitudes, por ejemplo, en España, que es el 20 por ciento, y ese tejido productivo lo tenemos que consolidar y reforzar", dijo.

En esta línea, aseveró que "esa apuesta es decidida" y, tras reconocer que "va a haber un bajón en la recaudación", afirmó que también "toca apretar el cinturón". "Es un presupuesto ajustado y preparado para abordar ese periodo de crisis y salir con más fuerza, si cabe, de lo que puede ser la superación de este tiempo. Y con todo, vamos a sufrir", apuntó.

También consideró que la aprobación de tres leyes, la de Pensiones, la Ley de servicios Sociales y la de Garantía de Ingresos, "consolida un espacio para asegurar la necesidad o el gasto social porque la crisis va a dejar gente en la cuneta y en este país nadie puede quedar en la cuneta", sino que "hay que incorporar a todos a lo que puede ser la suerte colectiva de esta sociedad y de este pueblo".