17 de octubre de 2019
11 de marzo de 2009

Erkoreka acusa a Zapatero de instrumentalizar el poder judicial el 1-M en Euskadi y Galicia para su interés electoral

Zapatero responde que ni el portavoz del PNV "se cree nada de lo que ha dicho" y afirmó que no había "convicción" en la pregunta

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, acusó hoy a José Luis Rodríguez Zapatero, durante la sesión de control al Gobierno, de haber intentado instrumentalizar el poder judicial durante las elecciones del uno de marzo pasado en Galicia y el País Vasco para ponerlo a su servicio y para sus intereses electorales. Zapatero le respondió que le había visto "con menos capacidad de convicción" a medida que formulaba la pregunta porque "ni usted mismo se cree nada de lo que ha dicho".

Erkoreka, había comenzado su intervención preguntando al jefe del Ejecutivo si creía que en el año que va de Legislatura la actuación del Gobierno que preside Zapatero ha sido "respetuosa con el principio de separación de poderes".

Zapatero, antes de precisar que "por supuesto" su Gobierno respeta la separación de poderes, quiso que sus primeras palabras fueran para trasladar en nombre del Gobierno su reconocimiento a todas las víctimas y familiares por "aquella grave tragedia fruto de un atentado terrorista", que ocurrió el once de marzo de 2004 y de la que hoy se cumplen cinco años.

Erkoreka afirmó que, aunque discrepan ambos en muchas cosas, se sumaba a su reflexión a la solidaridad "obligada en el día de hoy" con las víctimas fallecidas hace unos años en el once de marzo.

No obstante insistió en su pregunta y añadió que en las semanas previas a las elecciones del uno de marzo en el País Vasco y Galicia, tuvieron lugar unas actuaciones judiciales "sonoras, de gran impacto judicial y de enorme impacto mediático que condicionaron enormemente el desarrollo de la campaña electoral e influyeron, en un caso, de modo decisivo en el resultado arrojado en las urnas".

En su opinión, algún "ingenuo ciudadano" pudo pensar que eran producto de la "casualidad" o quizás "expresión genuina e ingenua del Estado de Derecho". Sin embargo, añadió que en esa Cámara "todos" son lo "suficientemente mayores" como para pensar que son fruto de la casualidad.

LA MANO CALCULADORA E INTERESADA DEL GOBIERNO

Además, dijo que son "muchos" los que piensan que tras estas actuaciones estaba la mano "calculadora" e "interesada" del Gobierno. "Una mano que en Euskadi apartó de la carrera a los que le impedían alcanzar las metas electorales que se habían propuesto y en Galicia lastró a sus principales contrincantes dificultándoles la carrera, no puedo por menos que hacerlo constar en esta sesión". Precisó que en Euskadi, fue con un "notable éxito" para el PSOE y en Galicia con un "estrepitoso" fracaso.

Erkoreka se refería, por un lado, a la anulación de las listas de la izquierda abertzale y, por otro, a la operación Gürtel, iniciada por el magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, contra una trama de corrupción que contrataba con administraciones gobernadas por el Partido Popular.

El dirigente nacionalista remató su pregunta afirmando que en estas elecciones "pesará siempre la sospecha de que el Gobierno intentó instrumentalizar el poder judicial para ponerlo al servicio de sus intereses y expectativas electorales".

Añadió que lo hablaba desde el intereses personal porque, precisó, "ni utilizo trajes hechos a medida --en referencia a los que le pudo pagar la trama de la Gürtel al presidente valenciano, Francisco Camps--, ni tengo problema para condenar el terrorismo de ETA una y mil veces", sino que le hablaba desde el interés en la "higiene pública" y en la creencia de que, como la mujer del César, el Gobierno no sólo tiene que ser honesto, sino además ha de parecerlo. "En esta ocasión, la imagen del Gobierno, desde el punto de vista de la honestidad ha dejado mucho que desear".

"NI USTED MISMO SE CREE LO QUE HA DICHO"

En la respuesta, Zapatero le recordó que en varias ocasiones le ha escuchado decir que le tengo --a Erkoreka-- por una persona "seria" y además por "buen parlamentario". Por ello, dijo que como le tenía como una "persona seria", a medida que le escuchaba la intervención, le ha visto "con menos capacidad de convicción porque ni usted mismo se cree nada de lo que ha dicho".

"Afortunadamente --añadió-- tenemos un sistema de división de poderes, de independencia del Poder Judicial, que actúa en función de la aplicación de la Ley, aplicación que el Gobierno también tiene que llevar a cabo".

En este sentido, señaló que en casi todos los procesos electorales se han producido situaciones de "una u otra naturaleza del poder judicial que cada uno le da una lectura y en función de los resultados, cada uno saca una consecuencia".

Añadió que la aplicación de la Ley de Partidos es fruto de la "voluntad democrática", del "respeto a los trámites y del procedimiento establecido" en la misma para que "nadie que sostiene, jalea o colabora con quien mata a la gente pueda estar sentado en un parlamento democrático". "Esa es la razón de fondo", apostilló.