16 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 14 de marzo de 2008

    Erkoreka no descarta acuerdos puntuales con el PSOE en el caso de que PNV no apoye la investidura de Zapatero

    Dice que el derecho a decidir se mantiene en la oferta de diálogo de Ibarretxe a Zapatero como parte del acerbo ideológico del PNV

    BILBAO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El diputado electo del PNV Josu Erkoreka explicó hoy que, a lo largo de la legislatura en el Congreso de los Diputados, no descarta alcanzar "acuerdos puntuales" con el Grupo del PSOE en caso de que los jeltzales decidieran no apoyar la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero.

    Además, en referencia al derecho a decidir, explicó que el PNV "lo pondrá sobre la mesa" en su búsqueda de acuerdo entre el Gobierno vasco y el central, porque forma parte del "acerbo político, ideológico y programático" de su formación.

    En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, Erkoreka destacó que en la nueva composición de la Cámara baja, su partido, "aún con menos escaños", cuenta con "una presencia más nítida" y "seguramente mayor posibilidad de tener protagonismo e influir".

    "A lo largo de la legislatura estaremos, como siempre, dispuestos a los acuerdos puntuales que, aún sin entendimientos en la investidura, o sin un acuerdo de legislatura, puedan justificar beneficios para la ciudadanía en general y para el País Vasco en particular", reiteró.

    En cuanto al descenso de 117.000 votos del PNV respecto a las anteriores Elecciones Generales, el portavoz jeltzale en la anterior legislatura la explicó por la "polarización" de la campaña entre PSOE y PP, el "desgaste" del PNV como partido de Gobierno en Euskadi con movilizaciones y huelgas en los últimos meses y, en tercer lugar, factores de "estrategia de partido".

    Erkoreka destacó como "factor esencial" en el descenso de votos del PNV y del resto de formaciones, salvo PSOE y PP, "el reparto a dos del pastel mediático" entre Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy "durante toda la campaña electoral".

    A su entender, estos dos partidos "han polarizado absolutamente el debate político y han monopolizado el espacio público y mediático durante prácticamente mes y medio".

    En lo que respecta al desgaste del PNV como "partido de Gobierno", destacó que "se ha manifestado también de manera patente en esta campaña electoral con unas movilizaciones callejeras, con sectores importantes del ámbito laboral, funcionarios y demás, que han expresado su protesta en el País Vasco aprovechando el periodo electoral".

    Asimismo, explicó que en el resultado "adverso" del PNV "puede haber factores que tienen que ver con la estrategia del partido, con la sintonía con la sociedad, con el acierto de sus mensajes, propuestas y planteamientos que pueden estar en la base del voto que hemos perdido". Sobre esta cuestión, recordó que los jeltzales celebran mañana en Bilbao una Asamblea Nacional en la que se llevará a cabo una "reflexión" en este sentido.

    INICIATIVA DE ZAPATERO

    Erkoreka también aseguró que las declaraciones del lehendakari, Juan José Ibarretxe, sobre que él y Rodríguez Zapatero "están condenados a entenderse", no suponen nada distinto "a lo dicho durante toda la campaña".

    Además, señaló que "la iniciativa en este momento corresponde al presidente del Gobierno, que ha ganado las elecciones en España, también en Euskadi" y, según dijo, será Rodríguez Zapatero quien deba pedir el apoyo del PNV "si está interesado" en el voto de los jeltzales para su investidura y "después a lo largo de la legislatura".

    En este sentido, reconoció que el presidente del Gobierno "fijará sus límites, lo que considera que son líneas rojas", mientras que el PNV se plantea como objetivo lograr un acuerdo que "desbloquee la situación vasca y que permita sentar las bases de un desarrollo del autogobierno más normalizado".

    "Nuestra propuesta busca fundamental y primordialmente el acuerdo y las consultas serían destinadas a ratificar el acuerdo alcanzado entre los partidos políticos. Ese es el objetivo primordial y a eso deben responder López y Zapatero, si tiene voluntad política o no de alcanzar un acuerdo y no entrar en disquisiciones sobre la consulta porque la consulta es jurídicamente posible", añadió.

    En cuanto a las informaciones referidas a la posible propuesta del Gobierno central para un nuevo Estatuto de autonomía, Erkoreka advirtió de que "habría que ver de qué tipo de Estatuto estamos hablando, si ofrece garantías o no" después de los 30 años transcurridos desde la entrada en vigor del Estatuto de Gernika, del que actualmente "existen todavía 37 materias con respecto a las cuales no se han producido transferencias".

    "Con un Estatuto todavía sin desarrollar ¿tiene sentido abordar una reforma estatutaria si cuando la garantía de que se vaya a desarrollar es básicamente la misma del anterior?, salvo que efectivamente las condiciones, los términos, las garantías sean otras", remarcó.

    Sobre el derecho a decidir, explicó que el PNV "lo pondrá sobre la mesa" en su búsqueda de acuerdo entre el Gobierno vasco y el central, porque forma parte del "acerbo político, ideológico y programático" de su formación.

    Sin embargo, precisó que este derecho a decidir "se puede formular, expresar, concebir de muy diferentes maneras" y que "hay modos de expresión del derecho a decidir que ya han sido expresamente admitidos por el propio presidente del Gobierno" en la Declaración ante el Congreso del año 2006 o en las conversaciones del proceso de negociación.

    "Si encontramos un espacio común y compartido de concepción y de articulación del derecho a decidir, podemos dar respuesta satisfactoria a todos. Lo que no puede ser es que algo que forma parte de nuestra identidad política lo retiremos absolutamente del escenario negociador", advirtió.

    Por último sobre la colaboración entre los diputados nacionalistas vascos, gallegos y catalanes en esta próxima legislatura, mostró su interés en que se trabaje "conjuntamente sobre todo en la defensa de nuestros regímenes de autogobierno".