26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • 17 de agosto de 2009

    Estatut.- La portavoz de ICV-EUiA rechaza manifestaciones preventivas y pide esperar a la sentencia

    PRADA DE CONFLENT (FRANCIA), 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La portavoz de ICV-EUiA en el Parlament, Dolors Camats, se mostró hoy contraria a cualquier manifestación "preventiva" en contra de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut antes de que ésta se haga pública.

    Precisamente, el vicepresidente del Govern, el republicano Josep Lluís Carod-Rovira, abogó hoy por celebrar una manifestación en Catalunya para defender el Estatut antes de que el TC se pronuncie sobre el texto, y consideró que una buena fecha para convocarla sería la próxima Diada del 11 de septiembre.

    En rueda de prensa en la Universitat Catalana de Estiu (UCE), Camats aseguró que será necesaria una respuesta unitaria, social y política en caso de que la sentencia anule aspectos prioritarios del texto, como temas lingüísticos o el reconocimiento de Catalunya como nación, pero aseguró que su grupo esperará a conocer la decisión de los jueces antes de manifestarse en su contra.

    Aun así, aseguró que el Tribunal Constitucional ha demostrado "debilidad" durante el proceso de estudio del texto estatutario, y problemas para garantizar su "credibilidad" como institución para establecer una sentencia. Afirmó que este órgano ha evidenciado situaciones que "no se habían visto en ningún otro tribunal estatal", como reposiciones y bajas no justificadas.

    Camats afirmó tener la sensación de que algunos partidos catalanes están esperando una sentencia adversa al Estatut, y priorizan su proyecto particular por encima de las aspiraciones de Catalunya. En este sentido, acusó al secretario general adjunto de CDC, Felip Puig, de no defender los intereses de la ciudadanía, sino únicamente los de su formación.

    "Algunos piensan que cuanto más contraria sea la sentencia al Estatut, mejor para ellos", aseveró la ecosocialista, quien defendió la necesidad de dar una respuesta unitaria al Tribunal Constitucional una vez éste se haya pronunciado.

    La sentencia será larga y compleja, y será necesario analizarla en profundidad, afirmó. Si respeta el texto estatutario en su totalidad pero efectúa una interpretación restrictiva de algunos puntos, tal y como esperan, dijo, habrá que ponderar cuál es la respuesta adecuada.