24 de noviembre de 2020
27 de febrero de 2006

Estatuto valenciano.- Entesa Catalana de Progrés presenta dos enmiendas nuevas para reconocer la unidad del catalán

ERC, CiU, Iniciativa per Catalunya e IU registran en la Cámara Alta las enmiendas que PSOE y PP les rechazaron en el Congreso

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Entesa Catalana de Progrés ha presentado dos enmiendas nuevas al proyecto de ley de reforma del Estatuto valenciano en su trámite en el Senado, ambas encaminadas a que se reconozca la unidad de la lengua catalana al margen de las distintas denominaciones que pueda recibir en cada territorio.

Esta medianoche termina el plazo para presentar enmiendas al proyecto y sólo dos de las registradas serán nuevas y de la Entesa, grupo del Senado que reúne a los integrantes de la Generalitat catalana: el PSC, ERC e Iniciativa per Catalunya. El resto de enmiendas registradas pertenecen a ERC e ICV (mantienen por separado sus respectivas propuestas), CiU e IU. Como se sabe, esta reforma estatutaria ha sido pactada desde el principio por PP y PSOE.

Las dos enmiendas de la Entesa tienen redacciones distintas pero un mismo fin: que se añada una disposición adicional de nueva redacción en el Estatuto, donde el valenciano queda recogido como idioma, para que se reconozca la unidad lingüística común del catalán al margen de las denominaciones que reciba. Al presentar dos textos diferentes, la Entesa espera poder pactar con otros partidos para que alguna fórmula salga adelante, aunque PSOE y PP mantienen el compromiso de no aceptar modificaciones y aprobar el texto tal cual llegó del Congreso.

En una de las enmiendas se propone el siguiente texto: "La lengua propia de la Comunitat Valenciana forma parte de un sistema lingüístico en el que, independientemente de las distintas denominaciones que recibe, las instituciones científicas y la jurisprudencia existente la reconocen, y los ciudadanos la usan como un mismo idioma". Según justifica la Entesa, el objetivo de esta adición es "respetar todas las sensibilidades históricas y todos los usos sociales dentro de un determinado sistema lingüístico".

En la alternativa registrada, que contiene más matices, este grupo del Senado propone que fuera de la Comunidad Valenciana los poderes públicos "garantizarán la legítima presencia del gentilicio valenciano" como "signo de la realidad legal y sociológica valenciana".

Al mismo tiempo, se añade que esto es "plenamente compatible" con el hecho "apreciado desde una vertiente exclusivamente filológica y académica" de que "la lengua propia e histórica de los valencianos" es compartida por Cataluña y las Islas Baleares, "otros territorios de la antigua Corona de Aragón, como son la franja oriental de la Comunidad Autónoma de Aragón, y fuera de España, el Principado de Andorra, la ciudad sarda de L'Alguer, en Italia, y el departamento administrativo de los Pirineos Orientales, en Francia, formando un sistema lingüístico común".

En la enmienda también se dice que se garantizará que el valenciano tenga "en su proyección exterior" la "misma jerarquía y dignidad que cualquier otra modalidad territorial de dicho sistema lingüístico". Sus características propias "serán preservadas de acuerdo con la realidad lingüística valenciana, su tradición lexicográfica y literaria y su normativización consolidada a partir de las 'Normes de Castelló'".

Las enmiendas del resto de partidos son las mismas que les echaron atrás en el Congreso PSOE y PP y, entre otras cosas, coinciden en reclamar que el valenciano no sea considerado como idioma y que se incluyan modificaciones para que la barrera electoral se reduzca del 5 al tres por ciento. Esta cuestión ha quedado finalmente fuera del Estatuto, a la espera de que la legislación valenciana resuelva.