20 de agosto de 2019
28 de junio de 2008

Estepona.- PP-A asegura que Chaves "miente", ya que es "imposible" que no supiera "nada" de la trama urbanística

SEVILLA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, aseguró hoy que el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, "miente" al decir que no sabía "nada" de la trama de irregularidades urbanísticas ocurrida en la localidad malagueña de Estepona, pues el secretario de Organización del PSOE, Luis Pizarro, afirmó que "faltaban pruebas documentales" de los hechos.

Sanz explicó en rueda de prensa que "nadie" en Andalucía puede creerse que Chaves no supiera lo que pasaba en Estepona y que si esto fuera verdad, es una "auténtica frivolidad" que lo diga pues en este municipio existen 1.500 denuncias sobre trámites urbanísticos, de las cuales la Junta presentó un total de 86 por irregularidades urbanísticas.

Además, Sanz indicó que la Cámara de Cuentas presentó un informe con datos desde 1997 que "delata las prácticas que se realizaban en Estepona", por lo que el secretario dudó que Chaves leyera este informe pues "desconocía" la situación.

Por ello, el secretario del PP-A señaló que "si no lo sabía peor y si lo sabía muy mal, pues no actuó", una actitud que consideró "irresponsable" y por la que Chaves "debería marcharse de la presidencia de la Junta de Andalucía".

Asimismo, Sanz aseguró que la situación en Estepona es de "desgobierno" y que quienes "sufren" las consecuencias son los ciudadanos, puesto que el PSOE "sólo piensa en sus intereses electorales sin tener en cuenta los intereses de los ciudadanos, pues prefiere paralizar un Ayuntamiento con tal de no afrontar un proceso electoral que le devuelva la palabra a los ciudadanos".

En este sentido, Sanz afirmó que el PSOE tiene "temor" a la democracia, al igual que sucedió en Marbella, donde "intentó evitar las elecciones anticipadas cuando hubo problemas".

Ante esta situación, Sanz indicó que la "única" solución es la disolución del Ayuntamiento de Estepona para afrontar la "ingobernabilidad" pues hay que devolver "la voz" a los ciudadanos para "volver" a la democracia.