10 de abril de 2020
23 de julio de 2008

ETA.- La Guardia Civil busca a los terroristas que colocaron el fin de semana cuatro bombas en Cantabria

Investiga la participación de algunos de los detenidos en atentados anteriores a la tregua

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil tiene, entre sus objetivos más inmediatos, a los terroristas responsables de las cuatro bombas que estallaron el pasado domingo en las localidades cántabras de Laredo y Noja. El dispositivo de vigilancia sobre los nueve arrestados ya era férreo en la noche del sábado al domingo, cuando presumiblemente fueron colocados los artefactos, y ninguno de ellos se desplazó para participar en los atentados, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Por tanto, se sospecha que fue otro grupo del 'complejo Vizcaya' el encargado de colocar las cuatro bombas, en la playa y un club de golf, que hicieron explosión entre las 12:00 y las 15:00 horas. Ese fue el periodo de tiempo fijado para los atentados en el mensaje que transmitió alas 10:20 horas desde una cabina de teléfonos de Sopelana, en Vizcaya, una mujer que distorsionó su voz.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, vinculó ayer la gran mayoría de los atentados cometidos desde el final de la tregua con los nueve arrestados, pero no se atrevió a relacionarlos con las bombas de Laredo y Noja, a pesar de que fue preguntado por esta cuestión expreamente en rueda de prensa. "No podemos asegurar que se trate del único comando pero sí que era el más activo, dinámico y buscado desde la ruptura de la tregua", dijo en otro momento respecto al grupo liderado por Arkaitz Goikoetxea Basabe.

Las Fuerzas de Seguridad habían identificado con anterioridad a Jurden Martitegi como el otro 'liberado' de ETA que, junto con Goikoetxea, había participado en distintos atentados, entre ellos el cometido contra el Palacio de Justicia de Getxo el 11 de noviembre del pasado año. Martitegi, a quien se sitúa en Francia, podría haber sido el responsable de articular un grupo distinto al desarticulado ayer y que también estaría asentado en la provincia de Vizcaya.

GOIKOETXEA, EN VIZCAYA DESDE PRINCIPIOS DE 2007.

Arkaitz Goikoetxea fue el primer identificado al hallarse un resto biológico en el coche que utilizaron para huir los autores del atentado contra la casa cuartel de Durango en agosto de 2007. Sin embargo, las primeras sospechas policiales de que Goikoetxea había cruzado la frontera y se encontraba en Vizcaya se remontan a los primeros meses de 2007, precisaron las fuentes consultadas por Europa Press.

Eso supondría que la dirección de ETA ordenó reactivar la estructura en Vizcaya casi inmediatamente después de que fuera desarticulado, en los últimos días de 2006, el comando dirigido en esa provincia por Saioa Sánchez, detenida casi un año después como presunta autora del asesinato de dos guardias civiles en Capbreton. Ahora, la Guardia Civil investiga si alguno de los nueve arrestados ayer estaba ya vinculado a la anterior estructura del 'comando Vicaya', así como su posible participación en atentados cometidos antes del alto el fuego decretado por ETA en marzo 2006

El 23 de diciembre de 2006, la Ertzaintza descubrió un 'zulo' en Atxondo, lo que propició otros hallazgos de explosivos y la detención el 7 de enero en Francia de Asier Larrinaga y Garikoitz Etxeberria. El otro huido, Aritz Arginzoniz, fue arrestado el 10 de julio de 2007 en la estación de autobuses de Santander.