3 de abril de 2020
17 de agosto de 2008

ETA mantiene su 'campaña de verano' en Málaga con un artefacto que no ha provocado heridos

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

ETA mantiene en Málaga su 'campaña de verano' con un artefacto que ha explotado sobre las 13 horas de hoy en la playa de Guadalmar, en la capital malagueña, que celebra estos días su Feria.

La explosión sucede a la que se produjo el pasado 29 de julio junto a un hotel de Torremolinos, en la que, a diferencia de hoy, no hubo aviso en nombre de ETA. En ambos casos, se trató de explosivos de escasa potencia y no hubo heridos.

La misma costa malagueña que hoy es el objetivo de los terroristas lo fue también en los veranos de 2001 y en 2002. En el primero de estos años, ETA hizo estallar un coche cargado con más de 50 kilos de explosivo en el aparcamiento de la terminal de llegadas del aeropuerto de Málaga, que quedó destrozado, y al año siguiente, colocó dos coches bombas en Fuengirola y Marbella que dejaron ocho personas con diferentes heridas.

ETA mantiene su campaña en al costa de Málaga después de haber iniciado los atentados contra zonas turísticas en julio en Cantabria. El día 20 de ese mes, la banda terrorista colocaba artefactos explosivos las villas turísticas de Laredo y Noja, que sólo provocaron daños materiales de escasa consideración.

La banda asesina ha retomado este año los atentados contra puntos turísticos del país en la temporada más fuerte de vacaciones, una campaña que no llevaba a cabo desde el año 2003, cuando atentó contra hoteles en Benidorm y Alicante y dejó a 13 personas heridas.

La reaparición hoy de ETA con bombas se produce 24 horas después de que, a través del periódico Gara, reivindicase tres atentados contra la construcción del tren de alta velocidad en el País Vasco.