28 de noviembre de 2020
1 de abril de 2007

ETA.- PSE dice a Otegi que para ir a las elecciones deberá demostrar "con hechos" que está del lado de la democracia

VITORIA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE de Alava y candidato a diputado general, Txarli Prieto, manifestó hoy que la única condición para presentarse a las próximas elecciones "es estar del lado de la democracia", y afirmó que todos lo podrán hacer "sin subterfugios ni disfraces" si lo demuestran "con hechos".

Prieto hizo estas declaraciones hoy en Vitoria, en el transcurso del acto de presentación de las candidaturas del PSE a las Juntas Generales de Alava por Vitoria, Ayala y Tierras Esparsas, en el que también participaron la presidenta y candidata a las Juntas de Alava, María Teresa Rodríguez Barahona, y la candidata a Juntas Cristina González.

El representante socialista, que comenzó su intervención agradeciendo la presencia de la viuda de Fernando Buesa, Natividad Rodríguez, recordó las palabras que pronunció ayer el portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, quien manifestó, en el acto celebrado en el BEC de Barakaldo, que "la izquierda abertzale va a estar en las próximas elecciones municipales y forales sin subterfugios ni disfraces".

En este sentido, Prieto le dijo que estarán en los comicios de mayo "sólo si están del lado de la democracia, de la palabra y de la libertad". "La única condición para presentarse a las próximas elecciones es estar del lado de la democracia, y todos lo podrán hacer sin subterfugios ni disfraces", reiteró.

"Pero no queremos sus disfraces, ni sus comunicados, ni sus declaraciones, sólo nos valen sus hechos y sus acciones", matizó el candidato a diputado general, quien agregó que para avanzar en el camino de la democracia pueden empezar por "pedir la disolución de ETA, por condenar las cartas de extorsión, por agradecer a las fuerzas de seguridad la detención del comando Donosti y el requisamiento de los explosivos y por condenar el atentado de Barajas".

Prieto añadió que "todo lo que se está haciendo desde la democracia lo pueden abrazar también ellos", y dijo que "ésa es la única exigencia que les plantea la democracia". "Que lo hagan sin subterfugios, que ellos sí los emplean, sin metáforas y sin mirar para otro lado", instó, y apuntó que "mientras no lo hagan pensaremos que están disfrazados y no tendrán cabida en el sistema democrático".

Asimismo, aseguró que los socialistas quieren que "todos los ciudadanos se incorporen al sistema democrático y que todas las ideas se puedan defender, pero sólo desde la libertad y la palabra". Además, indicó que en la agenda política de hoy "no están ni la autodeterminación ni la territorialidad". Sin embargo, consideró que estas ideas "las puede defender quien quiera, porque tiene perfecto derecho, pero no imponerlas a base de bombas, amenazas, cartas y chantajes".

El secretario general agregó que "el terrorismo es el problema fundamental que tiene esta sociedad" y dijo que su partido "quiere recuperar la libertad y construir un modelo de país diferente", con el que "Euskadi y Alava sean más democráticas y recuperen la libertad para poder hacer la política desde ahí".

"Cuando ellos, que son los que pueden determinar que no vuelva a haber más acciones terroristas, lo consigan, la izquierda radical podrá presentarse a las elecciones y nosotros no tendremos que ir con escoltas", anunció, antes de indicar que ese momento "estaremos todos en igualdad de condiciones para hacer política y presentarnos a las elecciones".

PP Y PNV

Respecto al resto de formaciones políticas, Prieto criticó al PP por "mentir sobre la política antiterrorista del Gobierno central" y por "elevar la crispación", así como por "no acordar nunca con nadie" y "estar siempre enfrentándose". Por este motivo, abogó por "quitarles de en medio para hacer una política diferente".

Además, advirtió de que el proyecto de los 'populares' es "el del fin del mundo" y el del PNV el de "el mundo es para mí y para los míos". Frente a esto, aseguró, los socialistas tienen "un proyecto abierto", en el que "el mundo es de todos y para todos", con una política abierta y transparente, con "igualdad, tolerancia y convivencia".

En este sentido, el PSE trabajará para que Alava "esté en Euskadi y en España", para que "ninguna política radial y excluyente se abra camino en las instituciones" y para que "ser vasco no tenga ventajas pero tampoco inconvenientes".

Prieto apostó asimismo por lograr "la estabilidad institucional", y añadió que desde Alava apoyarán al Gobierno central para conseguir el fin de ETA, y no utilizarán la política antiterrorista para derrotar al Gobierno, "como hace algún partido". Por último, anunció que también intentarán que haya una convivencia de culturas diferentes y que este territorio esté presente en los presupuestos estatales y autonómicos.

JUNTAS GENERALES

María Teresa Rodríguez Barahona, por su parte, destacó el "trabajo inteligente" que ha venido desarrollando el PSE en la última legislatura, a pesar de que ésta ha sido "complicada y dura", e instó a "parar el avance del nacionalismo".

Indicó que se presenta "un nuevo escenario para Alava" y aseguró que los socialistas "están preparados para el cambio", ya que las Juntas no pueden ser "un chiringuito en el que desarrollar las influencias".

En este sentido, apostó por una política basada en "la igualdad y la justicia en libertad" y aseguró que el PSE "es de otra pasta" y tiene "un concepto de la política diferente al resto", antes de asegurar que trabajarán para que se respete el pluralismo y la tolerancia.

Además, criticó "la insoportable tensión, el insulto y la provocación" que hace el PP, y aseguró que "afortunadamente el Gobierno de Zapatero no va a caer en la trampa burda de esta formación", por muy dura que sea la situación.

La presidenta de las Juntas alavesas criticó también al PP y al PNV por no reconocer el trabajo del PSE, que asume el estar en la oposición "con responsabilidad de Estado", y que siempre ha ayudado en la lucha contra el terrorismo apoyando además a las víctimas.

Por último, anunció su compromiso para que "el Gobierno foral abandone la prepotencia del PP" y sea una institución "transparente", que "reciba e incorpore" las demandas de los ciudadanos, con un proyecto "centrado en las personas", sobre todo en las más necesitadas.