15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 19 de febrero de 2014

    Los etarras denunciados por genocidio 'Txikierdi', 'Peio el Viejo' y 'Antxon' se encuentran en libertad

    Los otros dos son 'Pakito', actualmente en prisión y 'Josu Ternera', último gran dirigente de ETA y el terrorista más buscado

    MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La querella por actos de genocidio presentada en la Audiencia Nacional va contra cinco dirigentes de ETA de los cuales al menos tres se encuentran actualmente en libertad. Se trata de Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, alias 'Txikierdi', José Luis Ansola Larrañaga, alias 'Peio el Viejo' y Eugenio Echebeste, alias 'Antxon'. Los otros dos son Franciso Múgica Garmendia, alias 'Pakito', actualmente en la prisión y José Antonio Urruticoechea Bengoechea, 'Josu Ternera', uno de los tres máximos dirigentes de la ETA actual.

    'Txikierdi' ha sido el último en salir de prisión el pasado diciembre al beneficiarse de la derogación de la 'doctrina Parot'. Había permanecido preso durante 28 años. Cuenta con una dilatada trayectoria en ETA de la que llegó a ser su máximo responsable de 'comandos'. Además, fue uno de los internos más representativos del Colectivo de Presos de la banda, del que ejerció de portavoz durante años hasta el pasado 2011.

    DE LA AMNISTÍA DEL 77 A LA DEROGACIÓN DE LA 'PAROT'

    Según los datos recopilados por Europa Press, en octubre de 1977 'Txikierdi' se benefició de la Ley de Amnistía y se reintegró en ETA. En 1980 huyó a Francia y se ocupó de la dirección de los 'comandos' para más tarde formar parte de la dirección de la banda.

    En 1984 integró del 'aparato de seguridad' contra los GAL y en 1985 fue detenido en Anglet (Francia). Tras cumplir condena de siete años fue extraditado y llegó al aeropuerto de Barajas en 1992. Un año después fue condenado a 54 años de cárcel por colaboración necesaria en el atentado que sufrió el general Rosón. También fue condenado a 55 años de prisión por el asesinato del general Esquivias y a 116 años por el atentado contra el general Valenzuela.

    Por su parte, 'Peio el Viejo' tiene ahora 78 años. Nacido en Deva (Guipúzcoa), se incorporó a ETA en 1966 y su primera detención se produjo apenas tres años después en Francia. Fue expulsado a Bélgica y volvió a ser detenido en 1973 en Luxemburgo desde donde trasladaba armamento para la banda.

    DEPORTADO A BÉLGICA, PANAMÁ Y CUBA

    En 1984 fue deportado a Panamá para pasar posteriormente a Cuba, pero 'Peio el Viejo' escapó de la isla y regresó a Francia. De nuevo fue detenido en 1986 y condenado a seis años de cárcel por asociación de malhechores, estancia irregular y violación de una orden de expulsión. Tras quedar libre en 1991, volvió a ser arrestado un año después y puesto en libertad al cabo de unos meses con la obligación de residir en París. Este veterano terrorista se saltó esta norma y en 1998 fue detenido en el puesto fronterizo de Hendaya.

    Al cumplir su enésima condena fue entregado a España, que le reclamaba por diversas causas. La más grave era el asesinato de seis guardias civiles en febrero de 1980, cuando estos custodiaban un convoy de armas de la fábrica de Markina. Finalmente fue puesto en libertad el 18 de junio de 1999 después de que la Audiencia Nacional le absolviese por falta de pruebas.

    INTERLOCUTOR EN ARGEL Y 'NÚMERO DOS' DE 'TXOMIN'

    'Antxon' es otro de los más significativos dirigentes históricos de ETA. Se encuentra en libertad desde 2004. Este terrorista ejerció como principal interlocutor con el Gobierno en las fallidas 'conversaciones de Argel', a finales de la década de los 80. Fue detenido en Francia en 1984 y deportado a la República Dominicana. Allí estuvo hasta que en mayo de 1986 fue trasladado a Ecuador, donde permaneció por un breve espacio de tiempo. Tras participar en las 'conversaciones de Argel' volvió a República Dominicana hasta que fue expulsado a España en 1997.

    En el viaje de vuelta en avión, los policías que le custodiaban le preguntaron por el reciente asesinato de Miguel Ángel Blanco, pero el veterano terrorista se limitó a encogerse de hombros, según informaron entonces a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

    Nacido en San Sebastián hace 63 años, en 1976 se incorporó a la dirección de los 'polimilis'. En la preasamblea de esa organización encabezó la oposición a Eduardo Moreno Bergareche 'Pertur', desaparecido en septiembre de 1976. 'Pertur' pretendía una evolución de ETA para convertirla en un movimiento exclusivamente político.

    A 'Antxon' no se le considera un terrorista de acción y la Policía no tiene constancia de que haya participado directamente en delitos de sangre, aunque durante muchos años fue considerado el 'número dos' de ETA, tras Domingo Iturbe Abasolo, alias 'Txomin'. No obstante se le atribuyó una posición favorable al asesinato de María Dolores González Catarain, 'Yoyes', a la que consideraron una traidora por abandonar ETA.

    UN DURO ENTRE LOS DUROS QUE VATICINÓ LA DERROTA DE ETA

    'Pakito' aún sigue en prisión. Fue detenido en 1992 en la desarticulación de la cúpula de ETA en Bidart y su última condena, de 30 años, se le impuso en 2003 por el asesinato de Manuel Broseta. Nacido hace 61 años en Villafranca de Ordizia (Guipúzcoa), 'Pakito' se hizo poco a poco con las riendas de la organización tras la deportación de 'Txomin' a Argelia, en 1986, y las posteriores detenciones de sus compañeros en la cúpula 'Josu Ternera' y 'Santi Postros'.

    Se integró en ETA-militar tras dirigir en 1976 los 'comandos Bereziak', los más violentos de la rama político-militar de la banda. Como máximo dirigente etarra dependió de él directamente, el 'comando itinerante' francés de Henri Parot, autor de la matanza de la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza y de otros sangrientas acciones terroristas.

    Encuadrado siempre en el sector duro de la banda, se le relacionó con el asesinato de 'Yoyes' y la desaparición de 'Pertur'. En 2005 firmó una carta desde prisión junto a otros compañeros en la que afirmaba que "la lucha armada hoy en día no sirve. Esto es morir a fuego lento. No se puede desarrollar una lucha armada cuando se es tan vulnerable a la represión". Aquellas palabras generaron un gran malestar entre los entonces dirigentes etarras que amagaron con expulsarle de la banda.

    EL ÚLTIMO GRAN LÍDER DE ETA

    Por último, 'Josu Ternera', representa el último gran líder simbólico que le queda a ETA en libertad. A lo largo de su vida ha desempeñado prácticamente todas las funciones dentro de la banda. Nacido en 1950, ingresó en ETA con tan sólo 20 años y una década después ya pasó a formar parte de su cúpula directiva.

    Ha sido pistolero, dirigente, parlamentario y su último gran servicio tuvo lugar durante la primera fase del último proceso de negociación entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ETA. Posteriormente fue relegado por el ya fallecido Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry'. Aquel cambio terminó con en el atentado de la T4 del aeropuerto de Barajas que fue determinante para el fracaso del proceso.

    Las fuerzas de seguridad estrecharon el cerco sobre él cuando el lunes 15 de julio le vieron entrar en un domicilio en una localidad del sur de Francia cercana a Andorra donde se reunión con su pareja y un hijo de ambos de apenas unos meses. Cuando a primera hora del martes accedieron al lugar para detenerle, el veterano terrorista ya no estaba.

    Antes de eso, la última pista del histórico etarra se sitúa en Oslo (Noruega) donde permaneció cobijado junto a los también dirigentes de ETA David Pla e Iratxe Sorzábal después de que la banda emitiese su comunicado en el que anunciaban el cese definitivo de su actividad criminal en octubre de 2011. Esperaban entablar una negociación con el Gobierno que no llegó a producirse.

    Para leer más