25 de noviembre de 2020
27 de junio de 2006

Ex concejales, promotores y constructores, entre los 27 detenidos en la segunda fase del 'caso Malaya'

MALAGA/MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La sonada 'operación Malaya' contra la corrupción urbanística e inmobiliaria en Marbella, que acabó con la disolución del Ayuntamiento de la localidad malagueña, ha tenido una clamorosa segunda parte. A raíz del análisis de la documentación del 'cerebro' de esta trama, el ex asesor de Urbanismo Juan Antonio Roca, el juez de instrucción número 5 de Marbella, Miguel Angel Torres, y el fiscal Anticorrupción, coordinaron hoy una nueva operación policial en varias provincias españolas que se saldó con 27 detenidos. Entre los arrestados figuran importantes nombres de promotores y constructores andaluces, así como antiguos concejales del Consistorio marbellí.

Esta segunda fase de la 'operación Malaya' se desarrolló en las provincias de Málaga, Granada, Córdoba, Sevilla, Madrid y Pamplona, en un amplio despliegue geográfico que contó con la intervención de más de 300 agentes de la Dirección General de Policía, adscritos a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaría General de Policía Judicial y de la Udyco-Marbella. Como en la operación policial desarrollada a finales de marzo, se han intervenido propiedades e importantes cantidades de dinero.

Tras el análisis de la documentación incautada al 'cerebro' de la trama urbanística de Marbella, el juez Miguel Angel Torres y el fiscal Anticorrupción coordinaron esta nueva operación policial, en la que fueron detenidos 10 ex concejales del Ayuntamiento marbellí y personas relacionados con el mismos, así como constructores y promotores de importantes empresas andaluzas, como Arenal 2000, Avilas Rojas, Aifos y Peñarroya. Todos ellos están presuntamente implicados en los delitos de cohecho y prevaricación. En la primera parte de la 'operación Malaya' ya fueron detenidas 28 personas como parte de un entramado societario que encubría numerosas actividades delictivas relacionadas con el urbanismo.

Las reacciones a este nuevo capítulo de la trama de corrupción urbanística más sonada que ha vivido España -no en vano se llegó, por primera vez en la historia de la democracia, a la disolución de un Ayuntamiento- no se hicieron esperar. "La solución a los problemas de Marbella pasa por el restablecimiento completo y hasta el final del Estado de Derecho", fue la contundente reflexión de la Junta de Andalucía, que se unió al "lamento" del PP porque "representantes políticos de Marbella vuelven a manchar" el nombre de la localidad. IU, por su parte, apostó por "tirar de la manta caiga quien caiga" para acabar con toda la corrupción en la Costa del Sol.

27 DETENIDOS

Los diez ex concejales de Marbella detenidos en esta nueva operación policial son María del Carmen Revilla F.; Antonio Luque; María José Lanzat P.; Rafael González Carrasco; Francisco Javier Lendínez B.; José Luis Fernández Garrosa; Rafael Calleja; Emilio Jorrín G.; Miguel Jiménez G.; José Antonio Jaén P. Además, fue arrestado Rafael del Pozo, ex jefe de la Policía Local de la localidad malagueña, ya imputado en el 'caso Malaya' por los delitos de encubrimiento, omisión del deber de perseguir delitos, tráfico de influencias y tenencia ilícita de armas.

Asimismo, entre los arrestados que guardan relación con el Consistorio marbellí se encuentran Salvador G.A., ya detenido también en la primera fase de la operación como presunto testaferro de Juan Antonio Roca; Sergio S.D., detenido en Pamplona; y Leopoldo Barrantes, el ex secretario municipal que también fue detenido anteriormente, aunque puesto en libertad sin fianza con los cargos de prevaricación y tráfico de influencias.

En lo que se refiere a promotores y constructores, se encuentran Francisco G.L., detenido en Málaga; Francisco A.N., en Estepona; José Avilas Rojas, detenido en Granada; Tomás Olivo L., detenido en Marbella; Emilio Miguel R.B., Gonzalo F.E., Fidel S.R., Carmel A.R. y Enrique V.T., detenidos en Madrid; Cristóbal P.S., en Málaga; Ignacio G.S. y Manuel Ignacio G.S., arrestados en Sevilla, y Rafael Gómez Sánchez, responsable de Arenal 2000 y detenido en Córdoba. A este último constructor y joyero -hasta hace poco principal accionista del Córdoba C.F.- ya se le vinculó en informaciones periodísticas con Roca y ya ha estado implicado en otros delitos urbanísticos en la capital cordobesa.