10 de abril de 2020
21 de noviembre de 2018

El ex director general de Cofely declara mañana en Púnica por presuntas comisiones ilegales a cambio de contratos

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ex director general de la empresa Cofely Didier Roger Maurice acudirá mañana, jueves, a declarar a la Audiencia Nacional por las presuntas comisiones ilegales pagadas a cambio de la adjudicación de contratos de eficiencia energética en municipios madrileños, en el marco de la trama de corrupción Púnica.

Después de que Maurice pidiera declarar a petición propia, el juez que instruye la causa, Manuel García Castellón, le ha citado para este jueves a las diez de la mañana, según consta en una providencia que fue adelantada por 'La Información'.

El exdirectivo de la empresa, filial de la multinacional francesa GDF Suez, ya ha declarado en la Audiencia Nacional por este asunto, siempre en calidad de investigado; de hecho, llegó a estar en prisión en 2014 y salió bajo fianza de 100.000 euros.

Tanto el exdirector de Desarrollo e Innovación Constantino Álvarez como el exjefe comercial de Sector Público de Cofely confirmaron el pasado febrero al juez que en Cofely era práctica institucionalizada el pago de determinadas cuantías a cargos públicos a cambio de contratos. Álvarez señaló entonces a Didier Roger Maurice.

Así, explicó a García Castellón que la dinámica en Cofely era emitir facturas falsas bajo el concepto de 'Business Plan', aunque tiempo después se optó por cambiar el nombre de esta partida porque daba mejor imagen ante los auditores.

COFELY HACÍA LOS PLIEGOS DE LICITACIÓN

No obstante, negó cualquier responsabilidad directa en la práctica instaurada asegurando que la autorización de estos pagos no estaba dentro de sus competencias, aunque sí dijo que Maurice estaba al corriente de este sistema de sobornos y que éste, a su vez, tenía conexión directa con la sede en Francia, aunque no concretó si allí eran conocedores de esta práctica sistematizada en la compañía.

Álvarez también reconoció que Cofely entregaba los borradores de los pliegos de licitación ya redactados a los distintos ayuntamientos madrileños implicados en la trama, tarea que compete a los técnicos de los consistorios. A su juicio se trata de una práctica habitual en el mercado que no sólo hacía Cofely, sino también otras compañías del sector.

Sobre el presunto cerebro de la red, el constructor David Marjaliza, Álvarez detalló que era uno de los ocho "colaboradores comerciales" que dependían de él en la compañía energética, que tenía un total de once. Marjaliza, que colabora con la Justicia, habría jugado el papel de 'facilitador' o 'conseguidor' dentro de esta trama poniendo en contacto a Cofely con los responsables de cada consistorio madrileño que participó en la Púnica.