6 de diciembre de 2019
18 de noviembre de 2019

El exjefe de Mossos dice que Buch también ordenó retirar lazos de edificios de la Generalitat

Miquel Esquius explica que no hubo "permanencia de la simbología" tras la orden

El exjefe de Mossos dice que Buch también ordenó retirar lazos de edificios de la Generalitat
El president de la Generalitat, Quim Torra, en el banquillo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, donde ha sido citado para declarar por no retirar símbolos independentistas del balcón del Palau de la Generalitat, en Barcelona /Catalunya (España) - POOL

BARCELONA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El excomisario jefe de los Mossos d'Esquadra Miquel Esquius ha declarado este lunes que el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, le dio instrucciones para que retirara lazos y simbología independentista de los edificios de la Generalitat el 22 de marzo, en cumplimiento de los acuerdos de la Junta Electoral Central (JEC).

En el juicio al presidente de la Generalitat, Quim Torra, por presunta desobediencia por no retirar lazos amarillos pese a órdenes de la JEC, Esquius ha detallado que a las 9.30 horas recibió un correo electrónico de este organismo y que a las 11 recibió otro en el que Buch le indicaba que había sido instado por la JEC para que le diera las instrucciones.

Concretamente, el conseller estableció que los Mossos acudieran a la Oficina del Presidente de la Generalitat al ser un "órgano interdepartamental", donde el director de la oficina cumplió con los requerimientos de los agentes.

Esquius ha explicado, a preguntas de la Fiscalía, que se retiró la simbología del Palau de la Generalitat y que el director de la Oficina del Presidente también les comunicó verbalmente que "daría instrucciones inmediatas" para que se retirara del resto de edificios.

Después, los Mossos establecieron un dispositivo para comprobar que la retirada de símbolos se hacía efectiva y no se volvían a poner, y constataron que "en ningún caso hubo una permanencia de la simbología".

Al ser preguntado por la defensa de Torra, ha especificado que, además de recibir la instrucción del conseller de Interior, la orden de la JEC establecía que si a las 15 horas del 22 de marzo no tenía estas instrucciones, los Mossos debían iniciar la retirada.

AGENTES DE POLICÍA NACIONAL

En el juicio también han testificado cuatro agentes de la Policía Nacional que hicieron comprobaciones en edificios públicos de la Generalitat para determinar si exhibían simbología partidista.

Los agentes que han declarado fueron al Palau de la Generalitat y en consellerias como la de Interior y Empresa entre el 19 y el 22 de marzo, y han explicado que se limitaron a hacer fotografías de la fachada de los distintos edificios --prueba que ha sido impugnada por la defensa de Torra--.

La defensa de Torra ha preguntado varias veces a los agentes si recibieron indicaciones sobre el tipo de símbolos que debían fotografiar, y una policía nacional, que ha dicho que halló lazos e imágenes de los líderes independentistas, ha respondido que solo tenían que hacer fotografías de lo que encontrara y que "no entraba a juzgar" si los elementos que había en los edificios eran partidistas.

En esta línea se han expresado el resto de agentes, uno de los cuales también ha explicado que antes de hacer la foto tenían que consultar a sus superiores.

En el juicio, estaba prevista la declaración de hasta 11 agentes de la Policía Nacional antes de Esquius, pero las partes han renunciado a la testifical de siete de ellos.

Contador

Para leer más


Lo más leído en España