28 de febrero de 2020
22 de enero de 2020

Exteriores subraya que Rabat asume que las aguas colindantes deben delimitarse con acuerdo, sin hechos consumados

La ministra abordará el asunto con su homólogo cuando viaje a Rabat el próximo viernes

Exteriores subraya que Rabat asume que las aguas colindantes deben delimitarse con acuerdo, sin hechos consumados
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto y la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, durante la primera jornada de la X edición del 'Spain Investors Day' en el Palacio de la Bolsa de Madrid - JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación abordará con Marruecos sus planes de delimitación de sus aguas marítimas pero, de entrada, subraya que ambos países parten de un punto común: que la delimitación de aguas en zonas colindantes solo se puede hacer de mutuo acuerdo y que no caben los hechos consumados ni las situaciones de hecho unilaterales.

Así lo han señalado fuentes del Departamento consultadas por Europa Press, pocas horas antes de que la Cámara Baja del Parlamento marroquí apruebe dos leyes para delimitar su mar territorial (12 millas) y su Zona Económica Exclusiva (200 millas), que se solaparía con Canarias.

En esa misma línea se ha pronunciado la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, que ha recordado que España y Marruecos están de acuerdo en que "la limitación de nuestros espacios marítimos aún está pendiente". "No podrá hacerse de manera unilateral, sino por acuerdo mutuo entre las partes y de conformidad con la legislación internacional en vigor", ha apuntado en un mensaje publicado en redes sociales.

Además, González Laya ha señalado que ha conversado con Rabat en las últimas semanas. "No habrá política de hechos consumados ni acciones unilaterales", ha recordado la ministra, que ha añadido que su homólogo en Marruecos, Naser Burita, ha reiterado esta posición en la Cámara de Representantes del país africano.

Por otra parte, ha insistido en que el Ministerio de Exteriores español ofrece su "apoyo total" al Gobierno de Canarias. "Así se lo he transmitido al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, a quien he reiterado el apoyo total de este Ministerio en este asunto", ha incidido.

González Laya viajará a Marruecos el viernes y este será uno de los asuntos que tratará con su homólogo, Naser Burita, pero partiendo de que ambos coinciden en que la delimitación de zonas colindantes debe hacerse de mutuo acuerdo. De hecho, las fuentes subrayan que en sus proyectos de ley no trazan la delimitación de las zonas.

Las leyes fueron aprobadas el pasado diciembre en la Comisión de Exteriores de la Cámara y el Gobierno español reaccionó afirmando que no conocía los textos y recordando que en la delimitación de aguas de países colindantes debe regir el mutuo acuerdo en el marco del respeto a la Convención del Mar de Naciones Unidas. En ese momento, Marruecos decidió aplazar el paso de las leyes por el Pleno de la Cámara, pero finalmente lo hará este miércoles.

En diciembre, el ministro Burita afirmó que la aprobación de las leyes "no significa que Marruecos no esté abierto a solucionar cualquier posible conflicto con España, Portugal o Mauritania sobre la delimitación precisa de su espacio marítimo, en el marco de un diálogo constructivo y de una asociación positiva".

MARRUECOS NO QUIERE UNA MEDIANA

Cuestión distinta serán los principios sobre los que se negociará ese límite marítimo, porque Marruecos considera que el criterio de la mediana entre ambos no es válido cuando se trata de una isla.

Fuentes diplomáticas marroquíes consultadas por Europa Press aseguraban en diciembre que las leyes no responden a ningún intento de confrontación, sino a que Marruecos está modernizando su ordenamiento jurídico y adaptándolo a los convenios internacionales, en el marco de un proceso soberano. Las fronteras marítimas, apuntaron las fuentes, deben ser acordadas, de manera que la aprobación de las leyes no prejuzga cuál será la solución.

Fuentes del Ministerio español reconocen que Marruecos está inmerso en un proceso de actualización de sus leyes internas sobre delimitación de espacios marítimos, que ahora mismo se encuentra en la fase inicial de trámite parlamentario.

Estas fuentes han explicado que la delimitación de los espacios marítimos se rige por el Derecho Internacional, fundamentalmente por la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar de 1982 (CNUDM), que regula cómo debe hacerse la delimitación tanto del mar territorial como de la Zona Económica Exclusiva cuando las costas de dos Estados sean adyacentes o se hallen situadas frente a frente.

España tiene fronteras marítimas con cinco Estados: Portugal, Francia, Italia, Marruecos y Argelia y la mayor parte de estas delimitaciones está aún pendiente. De hecho, está pendiente la delimitación de todos los espacios marítimos entre España y Marruecos.

Según las mismas fuentes, España y Marruecos están de acuerdo en que cuando se haga, deberá hacerse mediante acuerdo entre ambos Estados respetando la Convención de Derecho de Mar, que ambos países han ratificado, y el Derecho Internacional y, conforme a estas normas, los dos coinciden en que no caben "hechos consumados ni las situaciones de hecho unilaterales, pues rige el acuerdo entre ambos".