3 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

Fernández Vara aboga por "cambiar la actitud", la "sinceridad" y la "responsabilidad" para salir de la crisis

MALPARTIDA DE PLASENCIA (CÁCERES), 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, abogó hoy por "cambiar la actitud", por la "sinceridad" y por la "responsabilidad" como aspectos para salir de la actual crisis económica.

En el primero de los puntos el presidente autonómico ejemplificó la situación con la recepción esta mañana de un correo electrónico de un camionero, un mensaje que según indicó decía: "todo se ha consumado, acabo de entregar mi camión y el esfuerzo de mi vida se ha ido al garete ¿qué me puede decir señor presidente"; email al que respondió que primera debería cambiar de actitud y luego ya hablar posteriormente.

En su intervención, el presidente de la Junta volvió a referirse a este caso y que dentro de unos días le preguntará si cambió de actitud porque si cambió su actitud "es que compró un camión más grande del que podía o del que debía" y de lo que se trata "es de volver a empezar", porque "lo peor" que puede ocurrir según Vara es que la gente "pierda su futuro" y pierda su "esperanza" ya que "combatir contra la desesperanza es mucho más difícil que combatir contra el fracaso en el presente".

Un problema que en el conjunto de la sociedad tiene que crear "una actitud y una respuesta valiente" según el presidente de la Junta de Extremadura, que añadió que las respuestas valientes no son aquellas que "buscan el rédito electoral".

Fernández Vara escenificó que los problemas económicos afectan a los políticos ya que sino fuera así "la política iría por un lado y la sociedad por otro", por lo que en las manos de los políticos está "la búsqueda de las soluciones junto con otras muchas manos".

El segundo de los aspectos que expuso fue la sinceridad, para poder "llegar a perfilar adecuadamente el diagnóstico completo de la situación" por lo que el presidente prefiere a alguien que "venga de frente" para decir con claridad "las suficiencias e insuficiencias" de las acciones optadas por la administración.

El último de los conceptos usados por el presidente de la Junta fue el de la "responsabilidad en la acción concertada", ya que es necesario que no se busque "a quién echarle las culpas", sino que según indicó se trata de "pensar en el futuro" y una de las "mejores consecuencias de pensar en el futuro" es la inauguración de la planta de fabricación de transformadores eléctricos en Malpartida de Plasencia.

Según el presidente de la Junta toda la sociedad tiene la "obligación moral y ética de decir la verdad, de asumir un compromiso colectivo" y de que no quede "en la recamara la sensación nunca" de que se podía haber hecho más. De la misma manera puso de manifiesto que es necesario "un sistema de confianza mutua" entre instituciones, administración y ciudadanía.

DIVERSIFICACIÓN Y RIESGO

El presidente de la Junta expresó que no puede haber tantas universidades o centros tecnológicos en cada una de las comunidades autónomas, ya que aunque es "importante la cantidad es más importante la calidad".

De la misma manera, aseguró que "esta sociedad superara esta crisis" si se toma conciencia "de riesgo" de manera conjunta y siendo los primeros en el riesgo "los políticos" que sino se hace se podría perder "el valor de la política y la confianza de la gente"

La factoría de la Empresa Electrotécnica Extremeña, S.A. inaugurada esta mañana contó con una inversión de 24 millones de euros en la creación de la planta que realizará los transformadores eléctricos de 4º generación, creando de momento 24 empleos fijos que podrían llegar hasta los 70 empleos.

Además, se trata de la única compañía con capital "100% español" según su presidente José Manuel Zugarza que fabricará este tipo de Transformadores. Una empresa que espera facturar 25 millones de euros en el año 2013 de los cuales "el 25 se destinará a la exportación".

La iniciativa puesta en marcha por ETESA está participada en un 40,5% por la Sociedad de Fomento Industrial de Extremadura (SOFIEX), en un 8,5% por la Corporación Empresarial de Extremadura, y el 51% restante por socios industriales de capital íntegramente español con una experiencia de más de 50 años en el sector eléctrico.