26 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Financiación.- El Parlamento catalán ve urgente definir un modelo para los municipios antes de 2009

La Cámara rechaza una moción de CiU que constata que el PSC votó en contra de mejorar la financiación local

BARCELONA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Cataluña aprobó hoy con los votos del tripartito una moción de ERC que cree "urgente y prioritario" que, además de establecerse un nuevo modelo de financiación autonómico, se defina un nuevo marco para los gobiernos locales antes de acabar el 2008. La oposición votó en contra.

En cambio, la Cámara catalana rechazó con los votos del tripartito una moción de CiU que constaba que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) no contemplan ninguna de las medidas municipalistas reclamadas desde Cataluña. Esta moción fue apoyada parcialmente por PP y C's.

Pero sobre todo, el texto de CiU subrayaba que los 25 diputados del PSC en el Congreso votaron en contra de las enmiendas de CiU, ERC e ICV-EUiA para habilitar estas medidas, en contra del manifiesto municipalista aprobado el 10 de septiembre en un acto presidido por el propio presidente de la Generalitat, José Montilla, y al que asistieron las dos agrupaciones municipalistas catalanas, ACM y FMC.

La moción de ERC finalmente aprobada prevé continuar apoyando al Govern en su proceso de negociación con el Ejecutivo central para lograr una nueva financiación para Catalunya y, una vez aprobado el modelo, pedir la creación de una Comisión Mixta Generalitat-Gobiernos Locales para tratar de manera específica el modelo de los entes locales.

El texto acuerda pedir al Gobierno central que, mientras no se acuerde un nuevo modelo de financiación local, se incremente la previsión de aportaciones para los ayuntamientos para el 2009, se adopten medidas transitorias para que los gobiernos locales puedan afrontar sus necesidades de gasto y se estudie una moratoria en la aplicación de la Ley General de Estabilidad Presupuestaria.

CiU LA VE INSUFICIENTE

CiU anunció su voto en contra de esta moción a través de la diputada Dolors Batalla, que subrayó que el texto "no aporta soluciones a la financiación local, ya que su contenido es insuficiente y porque es un ejercicio de tacticismo" que la federación no puede aprobar.

En cambio, lamentó que no apoyen su moción, definió a los diputados del PSC como "cómplices" de los problemas en la financiación local, y a los de ERC e ICV-EUiA como "cooperadores necesarios"

El PP rechazó el texto de ERC por considerar que antes de la financiación local, es necesario cerrar la financiación autonómica, siempre dentro de la Constitución, porque, en caso contrario, no podrán contar con los populares, avisó. En cuanto a la moción de CiU, los populares la apoyaron parcialmente.

El presidente de C's, Albert Rivera, fue especialmente crítico con ERC, y opinó que esta moción llega al pleno sólo para que los republicanos "marquen perfil" en el Govern: "No nos traigan al Parlament problemas domésticos". Rivera pidió no mezclar el debate de la financiación local con la autonómica. Como el PP, C's apoyó parcialmente el texto de CiU.

Los socios de Govern apoyaron la moción republicana, argumentando que es urgente que los municipios tengan un nuevo modelo de financiación. El diputado de ERC Pere Bosch apuntó que "no es contradictorio y es compatible" trabajar para mejorar ambos modelos, el autonómico y el local.

Sobre la moción, ERC señaló que se trata de reproducir el manifiesto municipalista del 10 de septiembre, y que si no se apoya este texto, significa que alguien no se creyó los puntos del manifiesto o "prioriza el partidismo por encima de los intereses de los ayuntamientos".

EL PSC PIDE UNIDAD

"No se debe utilizar de forma partidista este tema, y tenemos que ir todos juntos", pidió la diputada del PSC Carme Figueras. A su vez, el diputado de ICV-EUiA Lluís Postigo recordó que la posición ecosocialista de reinvindicación de un nuevo modelo ha sido siempre la misma en todos los ámbitos.

Para rechazar la moción de CiU, Figueras (PSC) argumentó que el Gobierno está apoyando a los municipios a través del fondo a los ayuntamientos, y recordó a la federación que pida ahora apoyo a los gobiernos locales cuando "hicieron mucho menos de lo que hace este Govern".

Desde ERC, Pere Bosch criticó a CiU por no tener ningún tipo de voluntad de pactar la moción, y aseguró que ha hecho lo mismo que los 25 diputados del PSC que tanto critican, pues en el Parlamento están rechazando lo mismo que piden en otro texto. "Han quedado atrapados en sus propias contradicciones", consideró.

También Postigo (ICV-EUiA) lamentó que CiU haya presentado la moción únicamente para buscar una forma de desestabilizar al Govern, aunque admitió que no comparte la postura de los 25 diputados del PSC en el Congreso frente a los PGE.

Además de reprocharle al PSC su actitud en Madrid, la moción de CiU también pedía instar al Gobierno a incorporar en un plazo de tres meses las propuestas contenidas en el manifiesto municipalista catalán, y a elaborar un proyecto de ley de finanzas locales de Cataluña en cuatro meses, además de adoptar medidas para apoyar a los ayuntamientos.