6 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

Financiación.- Revilla confía en que "un hombre progresista" como Zapatero tenga en cuenta la dispersión poblacional

El presidente cántabro traslada al jefe del Ejecutivo su "planteamiento" para solucionar la crisis del sector inmobiliario

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, confió hoy en que "un hombre progresista" como el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, tenga en cuenta en la redacción de la nueva ley de financiación el coste adicional que supone para la comunidad prestar servicios básicos a una población dispersa y envejecida porque, aseguró, "lo contrario no sería justo". Señaló al respecto que esta postura la comparte con Galicia y Asturias.

Revilla se pronunció así en rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa tras mantener una reunión con el jefe del Ejecutivo para tratar asuntos relacionados con Cantabria y en la que, a petición del presidente cántabro, también se abordó la reforma de la ley de financiación autonómica. Admitió así la "preocupación" de las comunidades del Norte de España por el trascurso de las negociaciones.

Así, indicó que en la entrevista con Zapatero introdujo el asunto con una pregunta: "¿Un hombre progresista tiene que dar los mismos servicios a los ciudadanos vivan donde vivan? Sí". A su entender, el coste de prestar servicios de sanidad o educación "en las llanuras de Castilla" no es el mismo que en Cantabria o Asturias por la orografía, la dispersión poblacional y el envejecimiento.

Por ello, afirmó que el nuevo modelo de financiación no debe tener en cuenta sólo el número de habitantes, sino también una serie de factores correctores "que tengan en cuenta el coste efectivo de los servicios". Aseguró al respecto que el presidente del Gobierno "está de acuerdo" y estos factores "tendrán un reflejo en la nueva financiación". "No esperaba menos de un progresista", sentenció.

En su opinión, "no es justo" hacer un reparto de los recursos estatales en función únicamente de la población de cada comunidad autónoma, como piden Cataluña y Valencia, porque ciertas factores poblacionales, e incluso de orografía, condicionan el coste de los servicios públicos. "Quería escuchar a Zapatero decir que lo racional es tener en cuenta estos factores correctores", aseguró Revilla, quien insistió en que dichos factores "estarán presentes" en la nueva ley.

Asimismo, hizo hincapié en que la de Cantabria es una postura que comparten también Asturias y Galicia y que, precisamente, su homólogo asturiano le pidió que abordara este asunto con el presidente del Gobierno en su reunión de hoy. Admitió no obstante que "aún no ha empezado la negociación de manera seria" entre el Gobierno y las comunidades salvo "alguna palabra general" del ministro de Economía, Pedro Solbes.

La secretaria de Estado de Comunicación, Nieves Goicoetxea, matizó poco después las palabras de Revilla y señaló que el Gobierno "baraja" incluir en la financiación autonómica asuntos como la dispersión poblacional o la orografía. Eso sí, aseguró que el nuevo modelo será "solidario, equitativo y tendrá en cuenta la población", de forma que "ninguna comunidad pierda dinero".

DIA DE LAS FUERZAS ARMADAS EN SANTANDER

Por otra parte, Goicoetxea se pronunció acerca de la petición del presidente cántabro par que el Día de las Fuerzas Armadas que se ha celebrado este año en Zaragoza con motivo de la Expo se traslade a Santander el próximo año. "El compromiso del Gobierno es estudiar esta posibilidad ", señaló. Revilla, un poco más optimista, dijo con anterioridad que Zapatero le había trasladado que "hay muchas posibilidades" de que así fuera.

Por último, el presidente cántabro señaló que conversó con Zapatero sobre la crisis en torno a unos 15 minutos, tiempo en el que trasladó al presidente del Gobierno su "planteamiento para solucionar la crisis del sector inmobiliario" y que pasa por recalificar el suelo rústico para construir vivienda de régimen especial para "dinamizar el sector". "Le pareció interesante", señaló Revilla, para quien urge además una nueva bajada del tipo de interés.