16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 27 de febrero de 2018

    Finlandia dice que el cese de su cónsul honorario en Barcelona ha sido "a petición del Gobierno español"

    Finlandia dice que el cese de su cónsul honorario en Barcelona ha sido "a petición del Gobierno español"
    EMBAJADA DE FINLANDIA

    MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Finlandia ha precisado este martes que el cese de su cónsul honorario en Barcelona, Albert Ginjaume Egido, se ha producido "a petición del Gobierno español", que ha avisado de que estaba ejerciendo "actividades inadecuadas para un cónsul honorario".

    Así consta en un comunicado publicado en la web de la embajada de Finlandia en España que, además, admite que tales actividades "están relacionadas con la situación política que vive Cataluña en la actualidad".

    El cese, que se hará efectivo a partir del próximo jueves, 1 de marzo, se ha llevado a cabo "de común acuerdo" con Ginjaume como "consecuencia del cambio de sus aptitudes para el cumplimiento del cargo", según el comunicado oficial.

    Además, el Gobierno finlandés añade que Ginjaume "ha servido a Finlandia de forma ejemplar durante los 19 años que ha ejercido funciones de vice-cónsul honorario y después de cónsul general honorario de Finlandia en Barcelona".

    Sin embargo, los cónsules honorarios, cuyo trabajo se rige por la Convención de Viena, solo pueden ejercer su cargo con una autorización ("exequatur") del país receptor, y le es imposible hacerlo si no cuenta con la confianza de éste.

    Los cónsules honorarios no suelen ser ciudadanos nacionales del país por cuenta del cual actúan, sino del país de residencia, o incluso de un tercer Estado, y pueden ejercer como cónsules honorarios de más de un país.

    No son diplomáticos de carrera y sus funciones son más limitadas que las de los cónsules que sí lo son --por ejemplo, no pueden ejercer de notarios ni expedir pasaportes--, y también tienen un régimen de inmunidades menor.

    El diario 'Elnacional.cat' atribuye el cese de Ginjaume a su decisión de invitar a la la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa (PDeCAT) y presidenta de la Diputación de Barcelona a un almuerzo con el cuerpo consular. No obstante, fuentes diplomáticas hablan de actividades incompatibles con su cargo durante un tiempo prolongado.

    Con éste son cuatro los cónsules honorarios en Barcelona que han sido cesados por actividades relacionadas con el proceso secesionista, después del de Letonia, Xavier Vinyals --cesado en 2016 por exhibir una estelada en la fachada del consulado--; el de Filipinas, Jordi Puig --que participó en una manifestación durante el paro convocado en Cataluña el 3 de octubre-- y el búlgaro Hristo Stoichkov. El exfutbolista fue cesado en octubre tras una aparición pública en la que tildó de franquista a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

    Para leer más