25 de enero de 2021
20 de abril de 2006

El fiscal pide 18 días de localización en la cárcel para un neonazi de Valladolid por grabar una esvástica a una joven

El acusado alega que el día de la agresión estaba en casa jugando con la 'play'

VALLADOLID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio Fiscal solicitó hoy dieciocho días de localización permanente en un centro penitenciario para el joven neonazi Pedro del P.O, junto con el pago de una multa de 90 euros e indemnizaciones de 540 euros para su víctima y de 79 euros para el Sacyl, por la autoría de tres faltas contra las personas cometidas en agosto de 2005 sobre una joven de 19 años, Sandra P, a la que, supuestamente, propinó un puñetazo y grabó una esvástica en el brazo.

Durante el juicio, que quedó hoy visto para sentencia en el Juzgado de Instrucción número 1, la víctima, en declaraciones recogidas por Europa Press, relató que la primera de las agresiones se produjo sobre las 19.30 horas del día 5 de agosto del pasado año cuando, tras apearse de un autobús en la Escuela de Idiomas, en el barrio de Delicias, fue abordada por el acusado y un amigo de éste, Jesús Manuel del C, precisamente el mismo que recientemente ha sido excarcelado tras permanecer preso durante dos meses por su supuesta implicación en un hecho similar sufrido por otra joven.

La agredida, quien aseguró que hasta entonces no conocía a sus agresores, explicó que ambos jóvenes le preguntaron si era la novia del 'Chuache' y que al confirmar tal extremo no obtuvo más respuesta que un puñetazo en plena cara, sin que pudiera concretar cuál de ambos fue el autor de golpazo.

Días después, el 12 del referido mes y sobre la misma hora, Sandra P. se encontró nuevamente en la calle Artillería con los dos jóvenes y un tercero, Oscar P.L, y fue entonces cuando, también sin poder concretar cuál de ellos, le marcaron una cruz gamada en un brazo, extremidad en la que aún son perceptibles los efectos de la agresión.

SE DECLARA INOCENTE

El acusado, aseguró durante el juicio que nunca hasta ese momento había visto a la denunciante y alegó que el día en que se produjo la asegunda de las agresiones se encontraba en su casa jugando con la 'play', versión que minutos después corroboró su amigo Jesús Manuel del C.

Por su parte, Oscar P.L. apuntó que el referido día se hallaba acompañando a su madre en el Hospital Clínico ya que ésta iba a ser operada.

Se da la circunstancia de que ambos testigos, tanto Jesús Manuel del C. como Oscar P.L, tenían que haber compartido banquillo con el anterior por estos mismos hechos, si bien en su caso, dado que cuando se produjeron eran menores, la falta que se les imputó quedó prescrita al haber expirado el plazo para que el equipo psicosocial del Juzgado de Menores, con un grave problema de falta de personal, redactara el informe preceptivo.

El único joven que ocupó el banquillo de los acusados por ser mayor de edad, Pedro del P.O, no es la primera vez que se encuentra en una situación de este tipo. De hecho, el pasado mes de febrero el Juzgado de lo Penal número 3 le impuso una multa de 700 euros por otra agresión cometida el 25 de septiembre de 2005 a un joven a quien, en aquella ocasión, propinó un cabezazo en plena cara cuando ambos viajaban en un autobús de transporte urbano.