2 de marzo de 2021
24 de enero de 2021

Fiscalía expone mañana ante el tribunal su informe final sobre la participación de los acusados en atentados del 17-A

Fiscalía expone mañana ante el tribunal su informe final sobre la participación de los acusados en atentados del 17-A
Asistentes dejan flores en recuerdo a las 16 personas fallecidas el 17 de agosto de 2017 y a los más de 150 heridos en los atentados de Barcelona y Cambrils durante el homenaje y minuto de silencio celebrado en Las Ramblas con motivo del tercer aniversari - DAVID OLLER - EUROPA PRESS - ARCHIVO

Mantiene la petición de penas de entre 8 y 41 años de cárcel sin incluir ningún delito de asesinato

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de la Audiencia Nacional expone mañana ante el tribunal su informe final sobre la participación de los acusados Mohamed Houli, Driss Oukabir y Said Ben Iazza en los atentados de Cataluña del 17 y 18 de agosto de 2017, que dejaron 16 víctimas mortales y más de 150 heridos.

Será la primera de la veintena de acusaciones y las tres defensas que informarán al tribunal de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, presidido por el magistrado Álfonso Guevara, de las conclusiones que han alcanzado tras la celebración del juicio que comenzó el pasado 10 de noviembre.

El pasado jueves, el Ministerio Público anunció que elevaba a definitivas su escrito de acusación, por lo que mantiene sus peticiones de pena de entre ocho y 41 años de cárcel para los tres acusados, sin incluir entre los delitos ninguno de asesinato, un criterio que discrepa con el de las acusaciones populares.

La Fiscalía entiende que no participaron directamente en el atropello masivo de La Rambla de Barcelona ni en el posterior del paseo marítimo de Cambrils (Tarragona).

Según han señalado varios mossos d'Esquadra que han comparecido como testigos en el juicio, la idea era atentar días después en el Camp Nou, la Sagrada Familia y la Torre Eiffel, pero la explosión de la vivienda de Alcanar donde se preparaban los explosivos para atacar alteraron los planes iniciales.

Fue entonces cuando Younes Abouyaaqoub cambió el camino que había iniciado y se dirigió hacia Barcelona. Horas después de lo ocurrido en La Rambla, Mohamed Hichamy, su hermano Omar, Said Aalla, Moussa Oukabir (hermano de Driss) y El Houssaine Abouyaaqoub fueron a Cambrils, en cuyo paseo marítimo quisieron "emular a Younes Abouyaaqoub". Todos ellos fueron abatidos por los mossos aquella misma noche o en días posteriores.

"ENTORNO" DEL IMÁN DE RIPOLL

El escrito de acusación de la Fiscalía explica que los tres acusados se encontraban en el "entorno" del imán de Ripoll (Barcelona) Abdelbaki Es Satty, quien falleció un día antes en la explosión de Alcanar.

Así, señala que Mohamed Houli Chemlal, único superviviente de Alcanar, y para quien se solicita la pena más alta, la de 41 años por los delitos de pertenencia a organización terrorista, tenencia, depósito y fabricación de explosivos, y conspiración para cometer estragos terroristas, "formó parte de una célula criminal local seguidora de los postulados de la organización terrorista Estado Islámico reunida en torno a la figura del fallecido imán que fue de las comunidades 'El Fath' y 'Annour'", de Ripoll.

En el caso de Oukabir, se piden 36 años de prisión por los mismos delitos que Houli Chemlal, ya que estaba "plenamente asentado" en la célula terrorista en la que se integró "a mediados de 2017". Subraya el Ministerio Público que estaba "aislado de su entorno habitual y dispuesto para la consecución de sus fines", lo cual se demuestra con su participación en el "traslado de sustancias explosivas" desde la vivienda del imán hasta Alcanar y con alquiler de furgonetas.

El tercero de ellos, Ben Iazza se enfrenta a la menor petición de pena, 8 años por colaboración con la célula, por prestar a Younes Abouyaqoub --autor material del atropello en Barcelona-- una furgoneta que era propiedad de su tío, que utilizaba en su negocio de alimentación, "a sabiendas de que iba a ser usada para la adquisición y transporte de productos químicos", además de documentación personal para ocultar la verdadera identidad del comprador de productos químicos.