1 de diciembre de 2020
24 de abril de 2006

Francia entrega temporalmente a España al miembro de ETA Julián Achurra Egurola 'Pototo'

Francia entrega temporalmente a España al miembro de ETA Julián Achurra Egurola 'Pototo'

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presunto miembro de ETA, Julián Achurra Egurola 'Pototo', ha llegado hoy a España trasladado por agentes de Interpol de la Dirección General de la Policía. La entrega temporal realizada por las autoridades francesas se produce en virtud de la solicitud realizada por el Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional, por un delito de estragos terroristas

Nació en Lequeitio (Vizcaya) hace 47 años. 'Pototo', presuntamente, dirigía la infraestructura de ETA cuando fue arrestado en Lasseube (Francia) en Julio de 1996. Fue entregado temporalmente a las autoridades españolas en abril de 2002, siendo devuelto nuevamente a Francia en agosto del mismo año para continuar cumpliendo condena en el país vecino por asociación de malhechores con fines terroristas, impuesta por el Tribunal Correccional de París. El 17 de septiembre de 2004 fue nuevamente entregado a España de manera temporal.

Su historial se remonta a finales del año 1982 cuando fue detenido, siendo localizado en su domicilio diverso material para la elaboración de "cócteles molotov" además de un manual de explosivos.

En el año 1984 se integró en el Comando 'Vizcaya', donde facilitó información sobre objetivos de la banda terrorista, realizando diversas labores de colaboración en dicho comando.

En 1986 junto con otros dos miembros "liberados" de la banda asesinaron a un miembro del CNP en Bilbao, realizando durante ese año diversos atentados con explosivos. En octubre participaron también en el asesinato de otro miembro de la Policía. Un mes más tarde colocaron un artefacto explosivo bajo el vehículo de Magín Nogueira Rodríguez, a quien confundieron con un integrante de las Fuerzas de Seguridad del Estado resultando este último herido de gravedad.

Durante los años posteriores continuó su actividad en la banda terrorista facilitando explosivos, informaciones así como ordenando la realización de varios atentados. En el año 1989 confeccionó el explosivo e instruyó a los autores del atentado que terminó con la vida del policía Ignacio Pérez Álvarez en Galdácano.

En 1990 participó en dos atentados mediante el lanzamiento de granadas contra el cuartel de la Guardia Civil de Amorebieta y de Ondarroa, ocasionando en este último únicamente daños materiales.