7 de junio de 2020
19 de septiembre de 2008

Franco (PSOE) niega que la futura ley de lenguas de Aragón vaya a contemplar la cooficialidad del catalán

ZARAGOZA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Partido Socialista (PSOE) en las Cortes de Aragón, Jesús Miguel Franco, manifestó hoy que trabajan en el texto de la futura ley de lenguas de Aragón, que no pretende "ninguna imposición, ni ninguna cooficialidad".

Según señaló el portavoz socialista en declaraciones a Europa Press, el objetivo de la futura ley es reconocer "los derechos de los ciudadanos que nacen aprendiendo una lengua" en la comunidad autónoma.

No tiene "ni ninguna otra pretensión que seguir exclusivamente el mandato estatutario, nada más", agregó, y "lo demás son especulaciones o comentarios que no tienen que ver con la realidad".

Respecto a la consideración que se le va a dar al catalán, Franco aseguró que "todavía no tenemos definida la línea que va a llevar en ese terreno la ley, pero será siempre para la búsqueda del acuerdo y nunca para imponer nada que no sea vivido por los aragoneses con un sentimiento de consecución y desarrollo de un Estatuto que nos hemos dado y que hemos aprobado sin ningún voto en contra en esta Cámara".

El Estatuto de Autonomía de Aragón, cuya última reforma entró en vigor en abril de 2007, contempla en su articulado que las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón constituyen una de las manifestaciones más destacadas del patrimonio histórico y cultural aragonés y un valor social de respeto, convivencia y entendimiento.

El Estatuto precisa que una ley de las Cortes de Aragón establecerá las zonas de uso predominante de las lenguas y modalidades propias de Aragón, regulará el régimen jurídico, los derechos de utilización de los hablantes de esos territorios.

La ley promoverá, además, la protección, recuperación, enseñanza, promoción y difusión del patrimonio lingüístico de Aragón, y favorecerá, en las zonas de utilización predominante, el uso de las lenguas propias en las relaciones de los ciudadanos con las Administraciones públicas aragonesas. Finalmente, el texto estatutario recuerda que nadie podrá ser discriminado por razón de la lengua.

Jesús Miguel Franco comentó que uno de los aspectos que están estudiando es la posibilidad de tramitar la futura ley como proyecto de ley o como proposición de ley.