17 de octubre de 2019
21 de febrero de 2010

Fundación para la Libertad pedirá al Gobierno suizo que ponga "punto final" al intergrupo creado con Batasuna

En una carta a los diputados avisa de que la imagen de Suiza se puede dañar si añade un "caso Batasuna-ETA" al de UBS y el secreto bancario

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fundación para la Libertad remitirá la próxima +semana una carta al Gobierno Federal suizo y sus diputados en la que denuncia la creación de un intergrupo parlamentario Suiza-País Vasco auspiciado por Batasuna y advierte de que su objetivo no es otro que "dar visibilidad y crédito" a la organización terrorista ETA. El objetivo que busca la Fundación es que todos los parlamentarios suizos dispongan de la queja por la creación del intergrupo y de una explicación de quien es Batasuna cuando comiencen las sesiones en la Cámara helvética el próximo uno de marzo.

La misiva, a la que tuvo acceso Europa Press, está firmada por el representante de la Fundación para la Libertad en Suiza, Noël Pedreira, y pide el Gobierno y a los parlamentarios que se ponga "punto y final" a las actividades de este intergrupo parlamentario que tiene como secretaria a Verena Graf, quien fuera responsable de la ONG Lidlip a través de la cual se han estado canalizando en la ONU durante los últimos años los planteamientos de Batasuna.

La insistencia de la izquierda abertzale en conseguir apoyos de otros países, como una forma de validar o legitimar así sus planteamientos, ha logrado con este intergrupo sus frutos a pesar de que el Ejecutivo español ha desbaratado ya en varias ocasiones los intentos de Batasuna de tener presencia internacional y de ser escuchada en varios parlamentos europeos.

La Fundación para la Libertad reconoce en la carta su inquietud por este grupo, que fue inscrito formalmente en el Parlamento helvético a finales del pasado mes de enero, y recuerda a los parlamentarios suizos que Batasuna "ha sostenido y alentado siempre las actividades terroristas de ETA".

Además les explica que la Batasuna fue declarada ilegal tanto en España, en 2002, como en la Unión Europea a través de una sentencia de la Corte Europea de Derechos Humanos, el pasado 30 de junio. En esta resolución, recuerda, la Corte Europea advertía de que los lazos entre Batasuna y ETA "pueden ser considerados objetivamente como una amenaza para la democracia".

Por ello, en la misiva se pregunta al Ejecutivo helvético y a los parlamentarios si desean realmente dar derecho de ciudadanía a un "intergrupo parlamentario impulsado y gestionado por Batasuna, una organización reconocida por las más altas instancias judiciales españolas y europeas como un instrumento de la estrategia terrorista de ETA".

EVITAR QUE SUIZA SEA UN NUEVO SANTUARIO TERRORISTA

Además, recuerda que la imagen de Suiza "ha sufrido ya suficiente" en los últimos meses por casos como el conflicto diplomático mantenido con Libia, el secreto bancario o la entidad bancaria 'UBS' y pregunta si el país quiere sumar a ellos "un caso Batasuna-ETA".

"¿Tiene Suiza la intención de convertirse en el nuevo santuario de grupos terroristas criminales y de sus aliados culturales, sociales y políticos?", insiste antes de recordar que la creación de este intergrupo contradice a la Corte Europea de Derechos Humados cuando Suiza preside precisamente el Consejo de Europa.

La misiva recuerda que la Fundación para la Libertad es una organización que se dedica a combatir la violencia etarra y su entorno cultural, social y político e insiste en que Batasuna es considerada como "un partido político cuyos responsables incitan a recurrir a la violencia".