19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 9 de diciembre de 2009

    Fútbol.- PNV pide que Interior informe de la presencia de ultras españoles en los incidentes de Viena con el Athletic

    MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El PNV ha solicitado la comparecencia urgente en el Congreso del secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, para que explique la presencia de ultras españoles en los incidentes ocurridos la semana pasada en Viena durante el partido entre el Austria Viena y el Athletic de Bilbao.

    En ese encuentro de la Liga Europea (antigua Copa de la UEFA) hubo una invasión del terreno de juego por parte de seguidores de del Austria Viena que obligó a suspender el partido durante media hora. Según distintas informaciones de prensa, entre los ultras se detectó la presencia de seguidores españoles del Real Madrid y del Espanyol, y se pudo ver banderas preconstitucionales y una pancarta con la leyenda "Viva Franco".

    El diputado del PNV Emilio Olabarria recuerda que también se produjeron agresiones a seguidores del Athletic y que dos hinchas acabaron hospitalizados.

    A su juicio, se está produciendo un "peligroso fenómeno de política criminal" que está adquiriendo dimensiones internacionales y cuyas acciones violentas son cada vez de mayor intensidad, por lo que exige que Interior explique los datos de los que dispone respecto a estos incidentes así como las "medidas preventivas y actuaciones" que el Gobierno español piensa adoptar ante el "peligroso crecimiento de grupos de ideología neofascista" en acontecimientos deportivos.

    Olabarria ya pidió explicaciones a Interior a raíz de la convocatoria de concentraciones de ultras coincidiendo con la celebración de la final de la Copa del Rey en Valencia que disputaron el Barcelona y el Athletic.

    En su respuesta, a la que tuvo acceso Europa Press, el Ministerio ensalzó los "esfuerzos" de las Fuerzas de Seguridad en la vigilancia de "los grupos radicales hostiles cuya presencia estaba confirmada" y destacó que al final "no hubo manifestaciones ni se produjeron altercados significativos".