23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 2 de marzo de 2009

    Gallegas.-Negreira dice que los resultados del PPdeG en la provincia son un "espaldarazo" para las municipales

    PSdeG y BNG de A Coruña admiten su derrota, pero se comprometen a seguir "trabajando" por Galicia

    A CORUÑA, 2 Mar. (EUROPA PRESS -

    El cabeza de lista del PPdeG por la provincia de A Coruña, Carlos Negreira, agradeció hoy a "todos" el respaldo a su partido en la provincia de A Coruña -donde se ha convertido en la fuerza mayoritaria en 91 de los 94 ayuntamientos- e indicó que este resultado supone un "espaldarazo" a su partido de cara a las próximas elecciones municipales.

    "Hoy hay alegría, pero también sentido de responsabilidad", indicó Negreira, quien insistió en que el PPdeG gobernará "para todos" y fijará como "prioridad absoluta" de su gobierno afrontar la crisis económica y generar empleo.

    Negreira, que siguió los resultados de la campaña desde un hotel, fue recibido con aplausos por candidatos y militantes del partido, que le acompañaron en esta jornada. A todos ellos, a los ciudadanos que respaldaron al PPdeG y al PP nacional, por su presencia de sus dirigentes en la campaña, les trasladó hoy su agradecimiento, junto a los municipios de Santa Comba y Malpica -a los que le ligan vínculos afectivos y familiares- por el apoyo a su partido.

    El candidato popular expresó también su satisfacción por la participación, la mejor forma de garantizar la legitimidad de un gobierno", indicó. También aseguró que con ello "se rompe el mito de que la participación perjudica al PPdeG".

    Negreira destacó también el hecho de que en todos los ayuntamientos del área metropolitana el PPdeG fuese la fuerza mayoritaria, al igual que en la ciudad de A Coruña, en la que es portavoz municipal.

    Al ser preguntado si se ve como conselleiro, Negreira afirmó que los "personalismos" le "repelen" y subrayó que el compromiso del PPdeG es "poner a las mejoras personas y las mejores ideas al frente del gobierno".

    CONSTERNACION EN EL PSdeG

    Por su parte, el alcalde de A Coruña y secretario general de la Agrupación Socialista coruñesa, Javier Losada, afirmó que el PSdeG seguirá desde la oposición "trabajando por el futuro de Galicia con la misma intensidad y entrega" que durante su etapa en el gobierno de la Xunta.

    En su comparecencia, Losada agradeció a los simpatizantes y militantes socialistas su "intenso trabajo" en esta campaña electoral, así como el "apoyo" de los ciudadanos que respaldaron al PSdeG en una campaña de "propuestas y proyectos" por parte de este partido, según indicó.

    En la sede de la Agrupación Socialista, donde los socialistas coruñeses siguieron los resultados, la jornada se caracterizó, a medida que se confirmaba la victoria del PPdeG, por caras entristecidas y compungidas. Alguno de los asistentes llegó a decir también que "sentía vergüenza como gallego" por los resultados de estos comicios.

    "TRABAJAR" POR GALICIA

    La misma situación se repetía en el comedor de Elviña, donde el BNG de A Coruña siguió la noche de la jornada electoral y en la que sólo se oyeron aplausos cuando compareció ante los medios de comunicación el candidato del BNG a la Presidencia de la Xunta, Anxo Quintana.

    El mensaje entre militantes y simpatizantes era ya en esos momentos la necesidad de "seguir trabajando", una idea en el que incidió también el número 3 del BNG por la provincia de A Coruña, Carlos Aymerich.

    Aymerich admitió que todos esperaban "otra cosa", pero subrayó que el BNG y el nacionalismo están "para luchar por el pueblo gallego, para que Galicia tenga más cotas de libertad", insistió.

    "No está escrito en ningún sitio que nuestro trabajo fuese fácil", afirmó el número 3 del BNG por A Coruña, quien admitió, usando el símil de una bicicleta, que ahora tendrán que trabajar subiendo "cuesta arriba". No obstante, instó a los militantes y simpatizantes de este partido a seguir "trabajando y apostando por esta organización". "Trabajo no va a faltar y ánimos, espero que no falten", insistió Aymerich.