6 de diciembre de 2019
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 2 de febrero de 2009

    Gibraltar.- Exteriores se quejó a Londres por las obras de relleno de arena que "violan" la soberanía española del Peñón

    MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación se quejó ante Reino Unido en octubre pasado por las obras de relleno de arena en la zona este de Gibraltar, al considerar que "violan" la soberanía española del Peñón, informó hoy a Europa Press un portavoz del departamento que dirige Miguel Angel Moratinos.

    La misma fuente precisó que desde 1989 los sucesivos gobiernos españoles han enviado "14 notas verbales" (escritos que suponen la forma más habitual de comunicación en diplomacia) de protesta ante el Ejecutivo británico por el mismo asunto.

    En líneas generales, la nota remitida en octubre advierte a Londres de que estas obras de relleno suponen una "violación" de la soberanía española del Peñón, ya que ganan terreno al mar en unas aguas de jurisdicción española. En virtud del Tratado de Utrecht por el que España cedió a Reino Unido la ciudad de Gibraltar y su puerto, las únicas aguas que se le reconocen al Peñón son las del muelle.

    En esa nota verbal, añadió el portavoz, se recuerda a Londres que, según la normativa europea, España debe recibir toda la información sobre los proyectos urbanísticos por los que pueda verse afectada e incluso tendría que ser "invitada a participar" en los estudios de impacto medioambiental.

    El Gobierno español ha informado asimismo a Londres de que rechaza abordar directamente este tema con las autoridades del Peñón, añadió la misma fuente.

    El diputado del PP José Ignacio Landaluce ha denunciado recientemente estas labores de relleno por parte del Gobierno del Peñón y ha pedido al Ejecutivo español que ponga "pies en pared" a estas prácticas.

    También ha avanzado que el PP defenderá próximamente en el Congreso una batería de iniciativas encaminadas a denunciar la actitud "complaciente" que, según el partido, mantiene el Gobierno con respecto a Gibraltar y para exigirle que "retome el diálogo" con Londres sobre la soberanía del Peñón.