6 de abril de 2020
20 de diciembre de 2008

El Gobierno afirma que un vuelo de los denunciados por IU no hizo escala y que el segundo no llevaba prisioneros

El primer aparato ni siquiera sobrevoló el país, mientras que Defensa comprobó que el segundo avión no se trasladaba a presos

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno negó hoy la presencia de dos aviones en territorio español que transportaron presos con destino a la prisión de Guantánamo, como denunció ayer Izquierda Unida en el Congreso.

En concreto, fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores explicaron a Europa Press que el primero de los vuelos, presuntamente con 23 detenidos, "ni sobrevoló ni hizo escala en España", mientras que en el caso del segundo, el Ministerio de Defensa certificó que a bordo no se encontraba ninguno de los 24 detenidos a los que hizo referencia el líder de la formación política, Gaspar Llamazares, en su comparecencia de ayer ante el Congreso.

En referencia al supuesto primer vuelo, que habría partido de Morón en enero de 2002 con 23 detenidos a bordo, el Gobierno indicó que "el avión ni sobrevoló ni hizo escala" en España, según informaron fuentes de Exteriores, que añadieron que el vuelo "no figura ni en los archivos de AENA ni en los del Ministerio de Defensa".

Izquierda Unida había asegurado, en este sentido, que se trataba del vuelo código RCH7502, que habría transportado a los detenidos, nacidos la mayoría de ellos en Afganistán, Arabia Saudí y Yemen, una información desmentida inmediatamente por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos.

En referencia al segundo aparato, que hizo escala en la base gaditana de Rota en octubre de ese mismo año, las mismas fuentes indicaron que el avión que aterrizó en España "hizo la escala por motivos de apoyo logístico" para su "reabastecimiento aéreo por motivo de la operación Libertad Duradera" emprendida por la coalición internacional en Afganistán.

Esa aeronave C-17, según Llamazares, transportaba 24 detenidos ilegalmente, cuyas identidades, con fechas y lugar de nacimiento incluidos, IU ya ha trasladado a la Audiencia Nacional, junto con el número de prisionero que se les dio en la base que Estados Unidos tiene en Cuba. En su mayoría se trataba de personas nacidas en Afganistán, aunque también había originarios de Uganda, Rusia, Yemen, Reino Unido, Canadá, Mauritania y Pakistán.

En respuesta, desde Exteriores, se aseguró que el Ministerio de Defensa corroboró, en su debido momento, que ninguno de los detenidos que denuncia IU se encontraban a bordo.