19 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Gobierno confía en mantener en 2007 el aumento de exportación de armas tras duplicar las ventas en 2006 con 845 millones

España denegó doce operaciones por el "riesgo" de que el material se pudiera utilizar para crear armas de destrucción masiva

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Industria, Comercio y Turismo, Pedro Mejía, afirmó hoy que España ha consolidado en 2006 la "tendencia positiva" registrada en ejercicios anteriores en exportación de armas y confió en que este crecimiento continúe en 2007, tras haber conseguido un aumento del 101,5 por ciento con respecto a 2005 con un total de 845 millones de euros.

En su comparecencia en la Comisión de Defensa para dar cuenta del informe sobre exportación de material de defensa y doble uso en 2006, Mejía aseguró que España aplica "estrictamente" la normativa nacional e internacional en material de control de armas, se congratuló del crecimiento en las exportaciones el pasado año y destacó el hecho de que el aumento se centre en productos de alto desarrollo tecnológico, como buques y aeronaves.

Mejía informó de que en 2006 se denegaron tres operaciones de venta de material de defensa, referidas a armas deportivas, dos como consecuencia de embargo y otra por riesgo de que el producto fuera desviado a otro país, y se rechazaron doce operaciones comerciales de material de doble uso, todas ellas por el "riesgo" de que el material se utilizara para la fabricación de armas de destrucción masiva.

En concreto, las ventas de tecnología de doble uso denegadas se refieren a máquinas y herramientas (una denegación), sustancias nucleares (dos denegaciones) y sustancias químicas (nueve denegaciones). España mantuvo además la cancelación de otras doce operaciones de exportación cuyo veto iba e expirar en 2006, con lo que en total se realizaron 27 cancelaciones de ventas de material de defensa y doble uso en 2006.

El 'número dos' del Ministerio de Industria Comercio y Turismo destacó la importancia de la nueva Ley de control de comercio de material de defensa y doble uso y subrayó que España es, junto con Suecia, el país que con mayor celeridad aporta información al Parlamento sobre estas exportaciones.

Mejía destacó que el 90 por ciento de las ventas realizadas el pasado año se destinan a países miembros de la OTAN y resaltó que la industria española exporta cada vez más tecnología. En este sentido, explicó que el crecimiento registrado en 2006, un 101,5 por ciento con un total de 845 millones de euros, se debe en buena parte a la venta de la primera de la cuatro fragatas F310 contratadas por Noruega a Navantia y al programa del avión de combate europeo Eurofighter.

El secretario de Estado confió en que España mantenga este año el mismo ritmo de crecimiento en la exportación de material de defensa y doble uso, centrando las operaciones con países de la Unión Europea, la OTAN y la OCDE.

Subrayó, además, que el Gobierno, a través del órgano encargado de vigilar el comercio de armamento, la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y Doble Uso (JIMMDU), cumple "escrupulosamente" la normativa nacional e internacional para controlar estas operaciones e impedir el tráfico ilícito.

En respuesta a las críticas del portavoz de IU-ICV, Joan Herrera por las ventas realizadas a China e Irán, el secretario de Estado de Comercio aseguró que el material vendido a estos países se incluye en el apartado de máquinas y herramientas y que el criterio para autorizar estas operaciones es "absolutamente restrictivo", ya que sólo se aprueban cuando existe la "absoluta certeza" de que el producto se destinará al fin especificado en la petición de autorización.

Mejía destacó que España es uno de los países promotores de la firma de un tratado internacional de comercio de armas pero reconoció que la consecución de un texto de este tipo requiere "esfuerzo y paciencia" por la dificultad de sumar al acuerdo a todos los países que participan en este mercado.

Sobre la fabricación y exportación de bombas de racimo, afirmó que el Gobierno está "comprometido" para impulsar la prohibición de estas municiones a nivel internacional y recordó que la propia Ley de comercio de armas --actualmente en tramitación en el Senado-- incluye una disposición adicional para que el Ejecutivo promueva esta prohibición.

El secretario de Estado incidió en que España cuenta con instrumentos de control del comercio de armas de "probada eficacia", basados los ocho criterios que componen el Código de Conducta de la Unión Europea, y abogó por promover a nivel internacional que se establezcan mecanismos basados en este documento.

Todos los grupos parlamentarios, a excepción del Grupo Socialista, criticaron la tardanza del Gobierno en comparecer en el Congreso para informar sobre las exportaciones realizadas por España en 2006, lamentaron que la Ley de comercio de armas se haya tramitado cuando las Cortes están próximas a su disolución y coincidieron en que la norma supone "un paso adelante" aunque tiene puntos por mejorar.

IU CRITICA LAS VENTAS A ISRAEL, CHINA, COLOMBIA E IRÁN

El portavoz de IU-ICV, Joan Herrera, consideró que los datos ofrecidos por el secretario de Estado de Comercio ponen de manifiesto que España incumple el Código de Conducta de la Unión Europea porque realiza exportaciones a países como Israel, China, Colombia, Pakistán, Marruecos e Irán, que, a su juicio, no respetan los derechos humanos.

Herrera aseguró que el informe del Gobierno no aporta detalles concretos sobre las exportaciones autorizadas y reclamó a Mejía que aclarara si España venderá, a través de una empresa asturiana, carros lanzaobuses a Colombia por trece millones de euros, transacción que fue descartada por el secretario de Estado.

Por su parte, el portavoz de CiU aseguró que su formación reclamará al Ejecutivo más asiduidad en sus comparecencias para informar sobre comercio de armas y le solicitó que promueva la firma de un acuerdo internacional sobre este tipo de operaciones. El portavoz de Coalición Canaria, Luis Mardones, incidió en la necesidad de crear un registro de empresas exportadoras de material militar y destacó la importancia de la industria de defensa nacional.

Por parte del Grupo Popular, el diputado Francisco Ricomá se sumó a las críticas por la tardanza de la comparecencia del secretario de Estado, aseguró que el Gobierno ha demostrado "lentitud y pereza" a la hora de regular el comercio de armamento y subrayó que España debe estar "a la cabeza" de los países que impulsen a nivel internacional un acuerdo de comercio de material de defensa.

Con respecto a las exportaciones autorizadas a China, Ricomá reclamó a Mejía que explique si estas ventas responden a la voluntad del Gobierno de "saltarse" el embargo impuesto al gigante asiático por estimar que actualmente sí respeta los derechos humanos.

Por último, el diputado socialista Celestino Suárez elogió la nueva Ley de comercio de material de defensa y doble uso y aseguró que la norma supondrá una importante ayuda a las empresas del sector de defensa español.

Según los datos del informe elaborado por la Secretaría de Estado de Industria, Comercio y Turismo, España registró en 2006 exportaciones de material de defensa y doble uso por valor total de 845 millones de euros, lo que representa un incremento del 101,5 por ciento con respecto al año anterior y aumenta en 440 millones de euros las operaciones autorizadas en el año 2004.

El documento señala que el pasado año se autorizaron exportaciones de armas y otros materiales de defensa por importe total de 845,07 millones de euros, frente a los 419,45 millones de euros de 2005 y los 405,9 millones de 2004. Las operaciones comerciales autorizadas en este sector pasaron de sumar 138,27 millones de euros en 2000 a los 845,07 millones el pasado año, un aumento neto de 706,8 millones de euros.