29 de febrero de 2020
28 de septiembre de 2018

El Gobierno cree que el acoso de PP y Ciudadanos a Sánchez se puede volver un boomerang en su contra si le victimizan

El Gobierno cree que el acoso de PP y Ciudadanos a Sánchez se puede volver un boomerang en su contra si le victimizan
OSCAR DEL POZO - EUROPA PRESS
408719.1.500.286.20180928180815
Vídeo de la noticia

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno cree que la estrategia de PP y Ciudadanos de acosar al Ejecutivo de Pedro Sánchez con ataques personales para eclipsar su acción de gobierno se les vuelve volver en contra como un boomerang si esa campaña tiene como efecto convertir al presidente y a sus ministros en víctimas.

Fuentes del Ejecutivo recuerdan cómo en la campaña a las últimas primarias del PSOE en 2017, el aparato se cebó y atacó con mucha dureza a Sánchez, a quien sus críticos forzaron a abandonar la secretaría general meses antes, y precisamente lo que consiguieron fue reforzar su candidatura al victimizarle, porque con las víctimas es más fácil "empatizar".

Eso mismo es lo que cree el Gobierno y la dirección del PSOE que puede ocurrir con el Ejecutivo de Sánchez de persistir esta estrategia de filtraciones sobre "supuestos escándalos" que afectan a los miembros del Gobierno, explican las mismas fuentes, que sospechan que quienes tienen interés en tumbar a este Ejecutivo tienen carpetas con información destinada a hacer daño a Sánchez y sus ministros, a quienes han escudriñado sus bienes, propiedades y también su pasado.

Ante esta estrategia, el Gobierno tiene claro que tiene que esforzarse en mostrar y dar a conocer el trabajo que realiza día a día, con el objetivo de que el ruido que algunos pretenden generar no consiga eclipsar la acción de gobierno.

El Ejecutivo resta trascendencia a los audios de la comida que mantuvo en 2009 la actual ministra de Justicia, Dolores Delgado, con el comisario jubilado y en prisión preventiva José Villarejo, el exmagistrado Baltasar Garzón y otros policías.

El Gobierno sostiene que de las conversaciones que mantiene Delgado en ese comida no se puede derivar ningún reproche legal contra la actual ministra. Además, distingue el interés de estos audios con los que se filtraron en 2015 que involucraban al expresidente de la Comunidad de Madrid con Villarejo, a quien pidió que no saliera a la luz una información de un confidente que le atribuía la titularidad de una de las sociedades pantalla propietarias de su ático en Estepona, cuya compraventa ya investigaba la justicia.

En el caso de Delgado, la entonces fiscal aparece en esos audios de forma tangencial, ya que no existe ninguna investigación judicial abierta centrada en su persona.