17 de septiembre de 2019
2 de noviembre de 2014

El Gobierno dice que los militares están obligados al "respeto" a los demás y al "bien común" en situación de guerra

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno asegura que los militares están obligados a poner en práctica una conducta que se ajuste al "respeto de las personas, el bien común y al Derecho Internacional" durante su participación en conflictos armados.

Así está establecido, según explica el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria a Amaiur recogida por Europa Press, en la Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, que recoge "las reglas esenciales que definen el comportamiento del militar".

Se da la circunstancia de que la Justicia militar acaba de revocar el procesamiento de cinco militares españoles por un presunto delito de torturas contra dos iraquíes detenidos en Base España, Diwaniya (Irak), en 2004, según ha publicado 'El País' esta semana.

Este diario informa de que el tribunal ha tomado esta decisión por la "indefinición de la condición de las víctimas del delito" y la posibilidad de que éstas fueran terroristas, todo ello teniendo en cuenta que el ámbito de protección del Derecho Internacional Humanitario "alcanza a los prisioneros de guerra y al personal civil, pero en ningún caso a los terroristas".

¿HABÍA UN MANUAL?

El pasado 3 de julio, cuando el caso de las torturas en Irak todavía se estaba investigando y había cinco militares detenidos, el diputado de Amaiur Jon Iñarritu preguntó al Ejecutivo qué medidas pensaba tomar para evitar malos tratos como estos, si "se formará de manera especial a las tropas en el exterior en materia de Derechos Humanos" y si "es cierto que en Irak el Ejército español distribuyó un manual en el que se instaba a los soldados a que empleasen la violencia mínima imprescindible sobre los detenidos".

Según el Gobierno, la ley establece que los militares han de "ajustar su conducta al respeto de las personas, el bien común y al derecho internacional aplicable en conflictos armados". "La dignidad y los derechos inviolables de la persona son valores que tiene la obligación de respetar y derecho a exigir", añade.

Además, remarca en su respuesta al diputado, fechada el pasado 16 de septiembre aunque hecha pública esta semana, que "en ningún caso los militares estarán sometidos, ni someterán a otros, a medidas que supongan menoscabo de la dignidad personal o limitación indebida de sus derechos".

FASE DE PREPARACIÓN

Sobre la formación específica, indica que todos los miembros de las unidades que participan en misiones internacionales llevan a cabo una "fase de preparación previa a su despliegue en la que, además de los aspectos operativos, se trabajan asuntos como relaciones con las partes y población civil, comportamiento en zona de operaciones, estatus jurídico y reglas de enfrentamiento y Derecho Internacional Humanitario".

Sin embargo, el Ejecutivo de Mariano Rajoy deja claro que "no se tiene constancia de que exista" un manual en el que, como decía el diputado, se inste el empleo de la "violencia mínima imprescindible" sobre los detenidos.

En cuanto al caso concreto de la investigación por el presunto delito de torturas contra dos iraquíes detenidos en el año 2004, el Gobierno recordó el pasado septiembre, cuando se escribió la respuesta parlamentaria, que este hecho se encontraba sujeto a investigación judicial y, por lo tanto, no se consideraba "oportuno realizar comentarios que pudieran interferirla".

Para leer más