22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 12 de marzo de 2008

    El Gobierno C-LM se muestra dispuesto a seguir colaborando con el central y confía en que el PP cambie sus formas

    Pide a los diputados y senadores castellano-manchegos elegidos que contribuyan a mejorar el tono de los debates

    TOLEDO, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Castilla-La Mancha ofreció hoy su "colaboración más absoluta" al nuevo Ejecutivo central que se forme tras las elecciones generales, para seguir desarrollando políticas de Estado, eso sí, defendiendo los intereses de la región sin que esto suponga "ir en contra de nadie", y confía en que la relación con el partido de la oposición sea "buena", y alcancen grandes consensos.

    Así lo señaló el vicepresidente primero del Gobierno regional, a preguntas de los medios tras dar cuenta de los acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno de la presente semana, marco en el que expresó la valoración "muy positiva" que el Ejecutivo autonómico hace de los resultados electorales.

    Lamata recordó que antes de la jornada electoral el Gobierno regional ya había expresado su deseo de que José Luis Rodríguez Zapatero revalidara su cargo al frente de la Presidencia del Gobierno "porque a Castilla-La Mancha le ha ido muy bien con él", en materia de agua y de infraestructuras.

    Dicho esto, el también portavoz del Gobierno regional se mostró confiado en que la relación con el Partido Popular, que se ha consolidado como principal partido de la oposición, sea buena y éste reoriente su manera de hacer política.

    "El Gobierno de Castilla-La Mancha desea que haya un cambio en las formas para conseguir el progreso de España y seguir sumando fuerzas" dijo Lamata, que defendió que "el uso de herramientas de crispación y descalificación", usadas por el PP tras no aceptar los resultados de hace cuatro años después los atentados del 11 de marzo no les ha dado buenos resultados.

    Por ello, pidió a los 'populares', que una vez hayan resuelto su "crisis" y consoliden su liderazgo y apoyo a Mariano Rajoy, como todo parece indicar, reorienten su estrategia, y su actitud sea "leal y constructiva".

    Así, el portavoz del Ejecutivo castellano-manchego agradeció las primeras palabras realizadas por el líder de la oposición, que expresó su voluntad de llegar a acuerdos y entendimiento con el Gobierno de la nación, porque hay materias, como el terrorismo, en las que no cabe el debate partidista, algo que en su opinión ha estado haciendo el PP la pasada legislatura.

    Destacó de nuevo el alto porcentaje de participación en Castilla-La Mancha "que fue ejemplar", pues superó el 80 por ciento, más de cinco puntos por encima de la media nacional, y aseguró que una vez más, por medio de "la fiesta de la democracia" los españoles han decidido "claramente" quien quiere que dirija los designio del país los próximos cuatro años.

    Se pronunció también el vicepresidente primero sobre los resultados electorales en el País Vasco, y en concreto sobre los obtenidos por el PSOE, "sobre todo después de que Acción Nacionalista Vasca (ANV), tras el mandato de ETA, hiciera un llamamiento a la abstención", algo que en su opinión reorientará las políticas de Estado.

    RESULTADOS REGIONALES.

    Respecto al desenlace de la contienda electoral en la región, Fernando Lamata realizó un "análisis en positivo", a pesar de que las candidaturas del PP hayan alcanzado un mayor apoyo, como suele ocurrir en las elecciones generales, en una proporción similar a las convocatorias anteriores.

    Según Lamata, en las elecciones regionales la tónica es un mayor apoyo para las candidaturas del PSOE, algo que el pasado mes de mayo "permitió revalidar el liderazgo del presidente José María Barreda al frente del Gobierno castellano-manchego".

    Así, felicitó a los diputados y senadores castellano-manchegos que han sido elegidos, a los que exigió que contribuyan a mejorar el tono de los debates y a que la política se dirija a mejorar la calidad de vida de los españoles.