5 de julio de 2020
25 de mayo de 2020

Un grupo de ciudadanos vuelve a manifestarse ante la sede del PSOE para pedir la dimisión del Gobierno

Un grupo de ciudadanos vuelve a manifestarse ante la sede del PSOE para pedir la dimisión del Gobierno
Una mujer toca una cacerola durante el cuarto día de protestas por la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus, frente a la sede del PSOE de la calle Ferraz en Madrid a 19 de mayo de 2020. - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de ciudadanos ha vuelto a protestar este lunes frente a la sede del PSOE, ubicada en la calle Ferraz de Madrid, para mostrar su rechazo con la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus. A lo largo de los últimos días, las manifestaciones también se han replicado en otras sedes regionales o locales de los 'socialistas' de distintas ciudades y pueblos de todo el territorio nacional

En el caso de Ferraz, minutos antes de las 21.00 horas comenzaron a llegar los primeros manifestantes, ataviados en su mayoría con la bandera de España y golpeando cacerolas mientras exclamaban gritos para pedir la dimisión del Ejecutivo. También se repartieron pancartas entre los presentes en las que indicaban que había "0 responsables" en el Gobierno ante los fallecidos y contagiados por coronavirus.

La presencia policial reforzada ha impedido que los congregados invadieran la calzada y cortaran ese trozo de la vía al tráfico de coches. De este modo, se han evitado las concentraciones de personas, limitando el movimiento de los ciudadanos a la parte peatonal.

Sin embargo, el trozo de la acera donde está ubicada la sede del PSOE ha permanecido cortada a los transeúntes, con un cordón policial y con la vigilancia de varios agentes que impedían el paso. Además, han vuelto a aparecer 'lecheras' de la Policía Nacional y varios efectivos del Samur-Protección Civil repartidos a lo largo de la vía.

La mayoría de los congregados iban ataviados con la bandera de España, con enseñas de distinto tamaños, y portando mascarillas. Entre los lemas, gritos de 'Gobierno dimisión', 'Sánchez dimisión', 'libertad' y 'fuera, fuera'. Además, un camión, en permanente movimiento en la calle Ferraz, pedía a los ciudadanos sumarse a la caceroladas que cada día se producen a las 21:00 horas.

Los manifestantes, además, se iban entremezclando con otros ciudadanos que aprovechaban para pasear o hacer deporte. También desde los balcones y ventanas de las viviendas de la calle Ferraz, muchos vecinos han querido compartir la protestas con los ciudadanos que se encontraban en el exterior.

PROTESTAS EN TODO EL PAÍS

Las protestas y 'caceroladas' convocadas para pedir la dimisión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno por la gestión de la pandemia del coronavirus se han ido extendiendo por diferentes territorios del país con el paso de los días. A este movimiento se su sumó el partido Vox, que convocó protestas en coche contra Sánchez para el pasado sábado, día 23, en el centro de las capitales de provincia.

El seguimiento de estas protestas ha sido desigual en otros barrios y distritos de la capital española. Las protestas se han extendido por otros barrios, como Mirasierra, Aravaca, Chamartín, Montecarlo, Aravaca o Moratalaz, donde hubo enfrentamientos entre manifestantes de diferente ideología que acabaron con un herido.

También en otros municipios madrileños ha habido concentraciones contra Sánchez, como, Alcorcón, Pozuelo de Alarcón o Getafe y en otras ciudades españolas como Salamanca, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Logroño, Barcelona, Málaga y Guadalajara.

El germen que surgió en el madrileño barrio de Salamanca el pasado domingo 17 de mayo se ha ido repitiendo una semana después de las primeras convocatorias. Como viene siendo habitual, los ciudadanos salen en la misma zona de Núñez de Balboa, entre las calles Ramón de la Cruz y Ayala, para manifestarse en contra de la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez frente al coronavirus.

A diferencia de los primeros días, donde hubo concentraciones de personas que impedían mantener la distancia de seguridad recomendada por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del coronavirus, el resto de noches sí que ha habido un aumento considerable de presencial policial que ha impedido a los vecinos invadir la calzada.

Así, con banderas de España y cacerolas, han protestado por las aceras, andando y evitando estar parados, por lo que no se han vuelto a repetir imágenes de acumulaciones de personas. Desde los balcones y las ventanas, además, han sonado caceroladas como respuesta crítica a la política del Ejecutivo central.

Para leer más