28 de febrero de 2021
23 de enero de 2008

Guardia Civil detiene a cuatro personas y aprehende 750 kilos de resina de hachís con destino a Alemania

Guardia Civil detiene a cuatro personas y aprehende 750 kilos de resina de hachís con destino a Alemania
EP

La operación policial continúa abierta y, a falta de analizar toda la información obtenida, no se descartan futuras detenciones

MURCIA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil, en la operación policial denominada 'Ayuno', llevada a cabo desde principios del presente año, han aprehendido 750 kilos de resina de hachís, consiguiendo frustrar el envío de esta sustancia que tenía como destino Alemania. Asimismo, han detenido a cuatro personas, integrantes de una red que desmantelaron dedicada a la distribución de droga desde el litoral murciano hasta otros países de la Unión Europea.

De momento, en la red delictiva desarticulada en esta operación, están implicadas hasta el momento cuatro personas, que fueron detenidas durante ayer 'in fraganti', según informó el Instituto Armado en un comunicado de prensa.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento de la existencia de un grupo de personas que se dedicaban a la organización de envíos de droga al extranjero desde la pedanía murciana de Cabezo de Torres, en el marco de los servicios que la Benemérita de Murcia tiene activados para la detección y erradicación del tráfico de drogas, puntos de venta y distribución de sustancias estupefacientes.

Así, las primeras pesquisas policiales permitieron a la Guardia Civil comprobar como una persona de origen marroquí, afincada en la localidad, podría estar relacionada con este tipo de hechos delictivos. Como consecuencia, se inició un amplio dispositivo policial de seguimientos y vigilancias con el objetivo de conocer el número de personas relacionadas con esta actividad ilícita.

Fruto de este dispositivo se pudo identificar a la persona cabecilla de la red delictiva, identificada como O.O, encargada de organizar, recibir, preparar la droga y su posterior distribución, además de los medios utilizados para llevar a cabo estas actividades ilícitas.

Esta persona utilizaba como tapadera para llevar a cabo esta actividades ilícitas una empresa ubicada en el Cabezo de Torres, donde la única labor realizada era la de ocultar las sustancias estupefacientes para, más tarde, cargarlas ocultas en el interior de vehículos de gran tonelaje. Finalmente, se remitían al extranjero.

Una vez ubicados todos los objetivos, se iniciaron una serie de dispositivos de vigilancia, donde se observó 'in situ' como el cabecilla de la red se apoyaba en otras dos personas de su confianza, además del conductor de un camión de gran tonelaje utilizado para los envíos.

Tras obtener todos los indicios necesarios, se inició la fase de explotación de esta operación, para lo que se estableció un amplio dispositivo policial que durante la tarde de ayer procedió a la detención 'in fraganti' y posterior puesta a disposición judicial de estas cuatro como supuestos autores de tráfico de droga.

Posteriormente, se realizaron, previa autorización judicial, dos registros domiciliarios en los que se incautó gran cantidad de dinero en efectivo y valiosa documentación para la investigación.

Finalmente, los agentes aprehendieron 750 kilos de resina de hachís, dispuestos en 25 fardos, que en el mercado ilícito alcanzan un valor de más de un millón de euros; y se intervinieron 6.000 euros en efectivo, y una cabeza tractora con semirremolque.

Los detenidos son O.O; cabecilla de la red y de 34 años; y E.B.B. y H.K., ambos de 30 años, todos ellos de nacionalidad marroquí; así como J.L.M.M., portugués de 32 años de edad, como supuestos autores de un delito contra la salud pública.

Con esta operación desarrollada por la Guardia Civil se ha logrado neutralizar una importante red dedicada al tráfico de droga, así como abortar y neutralizar una operación de introducción de hachís en la Península y evitar su nociva distribución entre la población. No obstante, la operación policial continúa abierta y, a falta de analizar toda la información obtenida, no se descartan futuras detenciones.

En esta operación han intervenido agentes de la Guardia Civil de Murcia, adscritos al Equipo Policía Judicial de Molina de Segura y Puesto de Cabezo de Torres.