5 de diciembre de 2020
8 de abril de 2006

Guerra dice que el Congreso "cepilló" el Plan Ibarretxe en el Pleno y el Estatut en comisión porque eran "infumables"

Cree que la cuestión territorial es uno de los grandes problemas y dice que "hay socialistas que, a veces, hablan como nacionalistas"

BILBAO, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, Alfonso Guerra, calificó hoy de "infumables" el Estatut catalán y el Plan Ibarretxe, y explicó cómo "se cepillaron" ambos textos, "uno antes de entrar en la Comisión y el otro, durante la Comisión". Además, manifestó que las cuestiones territoriales son uno de los grandes problemas y destacó que "hay socialistas que, a veces, hablan como nacionalistas".

En las instalaciones de Bilbao Exhibition Centre, en Barakaldo, el dirigente socialista participó en el Congreso Extraordinario organizado con motivo del centenario de las Juventudes Socialistas de España y se refirió a la actual situación política, en la que enmarcó la existencia de un "problema territorial".

En este sentido, criticó que, durante la segunda etapa del Gobierno del PP, José María Aznar "se criminalizara todo" y se opusiera "de una manera brutal" a todos los que dijeran "algo de una comunidad autónoma". A su juicio, esto sirvió para que "los otros se calentasen" y presentaran unos estatutos "infumables", en referencia al Plan Ibarretxe y al Estatuto catalán.

"Todo el mundo sabía que eran infumables -reiteró-, pero lo que no se puede es pasar por encima de la Constitución porque a un grupo le gusta más y a otro le gusta menos. El de Ibarretxe lo cepillamos antes de entrar en la Comisión y el otro lo cepillamos como un carpintero durante la Comisión".

Según explicó, "cada comunidad autónoma tiene derecho a reivindicar su propia identidad, siempre y cuando no destruya la identidad del colectivo de españoles y españolas, que tiene mucho pasado y mucho futuro".

Por ello, animó a los militantes socialistas a "recuperar la concordia entre los partidos políticos" y se mostró dispuesto "a entrar en la cueva del lobo todas las veces que haga falta", para evitar futuros enfrentamientos como los vividos durante la Guerra Civil.

ALTO EL FUEGO

El dirigente socialista lamentó la existencia del terrorismo en la actualidad y señaló que, "sobre todo los jóvenes del País vasco y de Navarra han sufrido el terrorismo de una manera muy especial".

En esta línea, consideró que el anuncio de alto el fuego de ETA es una "oportunidad" para lograr la paz, "que se planteó alguna otra vez pero que esta vez parece que está planteada mejor, en mejores condiciones", aunque animó a tener esperanza sin que "la euforia sea demasiado grande". "Sería lo peor que nos puede ocurrir", precisó.

"Hay que estar muy calmado", apuntó Guerra, para quien, en materia de terrorismo, "hay que hablar poco y hacer mucho, porque si hablamos mucho y hacemos poco esto no se acaba nunca".

NACIONALISMOS

Por otro lado, lamentó "la reaparición" de los nacionalismos, de los que, dijo, "salen por todas partes", y criticó a aquellos nacionalistas "excluyentes, que ponen una línea como los animales mamíferos que marcan la frontera".

Para el dirigente del PSOE, "es un atavismo de animal mamífero esto de decir 'aquí se pone la línea y los que están allí no pertenecen a aquí'", por lo que acusó a quienes quieren crear un "gueto" en el País Vasco.

"¿Creéis que mi conciencia va a ser cómplice de que la mitad de la población del País vasco vaya a vivir en un gueto porque la otra mitad no le reconoce la misma ciudadanía? Conmigo que no cuenten para eso, me opondré siempre", remarcó.

Animó a "combatir" las reapariciones de nacionalismos porque "es uno de los problemas que tenemos hoy en el mundo", y defendió una sociedad "en la que todos sean iguales y que nadie tenga tanto que como para que pueda poner de rodillas a nadie, y nadie tenga tan poco como para estar arrodillado".

Por último, acusó al PP de "instalar un esquema sin culpa democrática" y le reprochó que "no haya asumido que ha perdido las elecciones". "Están en contra del Gobierno en todo", criticó, "corren mucho y aprietan mucho al Gobierno, lo que pasa es que corren fuera de la pista, por fuera del estadio", concluyó.