23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 27 de julio de 2008

    Guillot (ICV) recela del eje Cataluña-Valencia para la financiación por enfrentar a "ricos contra pobres"

    No descarta elecciones anticipadas en Cataluña si fracasa la negociación, por la "complicada" situación en que quedaría el Govern

    BARCELONA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de ICV, Jordi Guillot, recela de la apuesta del conseller de Economía y Finanzas, Antoni Castells, por hacer un frente territorial con la Comunitat Valenciana para negociar el nuevo modelo de financiación autonómica, al declararse no partidario de "frentes, y menos de ricos contra pobres".

    En una entrevista de Europa Press, Guillot no descartó "ningún escenario", tampoco elecciones anticipadas en Catalunya, si fracasa la negociación para la financiación porque "dejaría al Govern en una situación complicada".

    "No veo bien los frentes, y menos de ricos contra pobres, o de maltratados desde el punto de vista de la financiación contra bien tratados. Esto no nos conviene", aseveró, aunque matizó que se trata de una "opinión muy personal" ante la disparidad de opiniones en ICV.

    Reconoció, de todas formas, que "es cierto que pueden haber intereses coincidentes a partir de cómo se está colocado en base a la financiación actual" con otras comunidades.

    Para Guillot a Catalunya le "conviene hacer propuestas que sirvan a Catalunya, pero que puedan servir también para el conjunto del Estado". Abogó por que la parte catalana acuda a la negociación "libre de equipajes".

    Dijo ser partidario de "una cosa más abierta, menos de bloques, pensando en propuestas que convengan" a Catalunya, pero que "sean aplicables al resto del Estado". "Me preocupan los bloques", apostilló.

    El dirigente ecosocialista alertó de que en caso de que no hubiera acuerdo con el estado para la financiación y el despliegue del Estatut, el Govern quedará en una situación "muy complicada", ya que dos de los "grandes objetivos" del Ejecutivo catalán es el desarrollo estatutario y la financiación.

    "Antes de hablar de si esto significaría una u otra cosa, preferimos pensar en complicar la vida al Gobierno del PSOE antes de que el Gobierno del PSOE pueda complicar la del Govern d'Entesa", indicó.

    Al ser preguntado si podría llegarse aun escenario de avance electoral si la Generalitat y el Estado no se ponen de acuerdo sobre la financiación, respondió: "No habría nada descartable". "Si Catalunya y su Govern es capaz de actuar con firmeza, conseguiremos desbloquear esta situación", confió.

    Opinó que esta es la vez que Catalunya negocia con Madrid de forma "más unida y firme", porque "las negociaciones de CiU eran escandalosas, todas muy por debajo de las necesidades contables que ellos mismos proponían".

    NO ESPERA "NADA BUENO" DE CIU

    Además, el secretario general de ICV mostró sus reservas con la buena intención de CiU al sumarse al Govern en torno a la financiación, porque no espera "nada bueno" de la federación, de quien recordó que "se ha lanzado" a "sacar" al tripartito del Govern de la Generalitat para "gobernar ella", y "no harán nada para despistar" este objetivo.

    "Sería bueno que los partidos colocáramos los intereses del autogobierno del país por encima de los intereses de partido, pero dudo de que CiU lo haga, porque va en línea recta hacia las próximas elecciones y con una decisión firme de no hacer nada que pueda ayudar a este Govern", censuró.

    De todas, formas, admitió que "en las grandes cuestiones de país es bueno sumar al máximo", aunque reprochó a los socios de ICV en el Govern, PSC y ERC, que estén "colocando a CiU en medio de todo. Les están haciendo unos hombrecillos", aunque también consideró que el frente Govern-CiU "puede evitar travesuras de (José Luis Rodríguez) Zapatero con (Artur) Mas".

    "Optaría -argumentó-- por primar la acción y el liderazgo del Govern antes que no esta especie de gran preocupación por que CiU deba avalar muchas cosas que no son grandes cuestiones de país".

    Por ello, lamentó: "Parece que trabajemos para ellos. Hacemos de CiU el notario de las decisiones políticas, como si las cosas estuvieran bien cuando ellos están y dicen que sí. Es un juego perverso". Advirtió que, de esta forma, "si alguien sale favorecido es CiU".

    SIN FINANCIACIÓN, VETO A LOS PGE

    Después de las informaciones que apuntaran esta semana que el PSC, como CiU y ERC, estaría dispuesto a vetar los Presupuestos Generales del Estado para 2009 si no hubiera financiación, Guillot afirmó que precisamente esto sería "uno e los motivos" para que ICV también los rechazara.

    "Es una exigencia ineludible que estos presupuestos tienen que dar respuesta al compromiso para el nuevo modelo de financiación. Y no sólo el modelo, sino los recursos", aseveró.

    De todas formas, dijo estar "convencido" de que el Estado, "viendo lo que tiene encima, reaccionará positivamente". ICV tiene cuantificado cuál sería el modelo de financiación satisfactorio para Catalunya -CiU lo situó en torno a 5.200 millones--, aunque opinó que "aún no es el momento" de mostrar las cifras.