9 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

Gürtel.- PP dice que Garzón se vale del informe de la UDEF, que dirige el comisario de la cacería, para retener la causa

Alega que el juez ha cometido delito de revelación del secreto de sumario al negar que Pons esté implicado e insinuar que los demás sí

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PP ha presentado un escrito de ampliación de su querella criminal contra el juez Baltasar Garzón en el que sostiene que el magistrado "se vale" del informe de la Policía de la UDEF para "mantener la competencia a toda costa" en la causa sobre la presunta trama de corrupción que afecta a miembros del PP. Además, destaca que el "responsable directo" de la UDEF es precisamente el comisario de la Policía Judicial, Juan Antonio García González, que se fue de cacería a Jaén con Garzón y el ex ministro Mariano Fernández Bermejo.

En su querella, el PP considera además que Garzón ha cometido un delito de revelación de secreto del sumario al negar expresamente que el vicesecretario general del PP, Esteban González Pons, estuviese implicado en este caso y, por lo tanto, dar a entender que las demás personas mencionadas por la prensa sí lo están.

El primer partido de la oposición anunció ayer esta ampliación después de que Garzón dictase una providencia en la que aseguraba que había hallado indicios contra aforados del PP, lo que provocó que se divulgasen nombres de posibles implicados en la supuesta trama de corrupción cuya responsabilidad correspondería investigar al Tribunal Supremo, como son los casos del tesorero del PP, el senador Luis Bárcenas, y el eurodiputado Gerardo Galeote.

En su escrito, el PP cree que la sucesión de hechos acaecidos ayer coinciden en demostrar la "contumaz actitud" de Garzón, "reteniendo ilegalmente la competencia, en contra de los sucesivos informes expresos de la Fiscalía, practicando nuevas diligencias sobre aforados a sabiendas de su condición, filtrando noticias insidiosas sobre la identidad de éstos, añadiendo nuevos motivos a la permanente y escandalosa filtración continuada de las actuaciones y, en fin, perpetuando deliberadamente la situación de absoluta indefensión" del Partido Popular.

EL JEFE DE LA UDEF PARTICIPÓ EN LA CACERÍA.

Según argumenta, con su providencia de ayer el juez "alzaba parcialmente" el secreto de sumario", originando "automáticamente todo el despliegue especulativo en los medios de comunicación sobre quienes podrían ser el nuevo o los nuevos aforados". En su opinión, Garzón está realizando "la misma operación jurídica" que efectuó el pasado día 20 con otra providencia en la que, al pedir al servicio de reprografía que se hicieran "tres juegos de copias", también se abrían esas especulaciones sobre nuevos aforados.

Tras criticar que el juez siga conociendo la causa "a pesar del reiterado señalamiento de su incompetencia", señala que, además, "en su huída hacia adelante se vale de un informe de la UDEF" para retener esa competencia. Además, destaca que el jefe de la UDEF resulta ser el comisario jefe de la Policía Judicial, Juan Antonio González, "que compartió el fin de semana cinegético" con el juez Garzón, el ex ministro de Justicia y una fiscal de la Audiencia Nacional.

"Lo que sí parece sugerirse en la providencia es que dicho informe unifica en cierto modo todos los hechos investigados, de forma que por la 'conexión' de todos ellos pudiera terminar conociendo del junto la Sala de loa Penal del Tribunal Supremo", añade.

De hecho, entre las nuevas diligencia que solicita en esta ampliación de la querella figura la declaración del comisario jefe de la Policía Judicial, porque "fue quien pasó el fin de semana de cacería" con Garzón y Bermejo" y es "el responsable directo" del informe de la UDEF "que ahora se tiene por decisivo por el juez" para mantener la competencia de la causa.

SE SABÍA DESDE EL PRINCIPIO QUE HABÍA AFORADOS.

Los 'populares' consideran que por los datos que se van revelando "desde el principio de las investigaciones se conocía que podían existir aforados implicados" y, pese a ello, "se han eludido" por parte de Garzón su inhibición en la causa con el fin de "poder dosificar las diligencias que se practicaban y de tener controlado el desarrollo de la propia instrucción".

En este punto, recalca que ese "empeño en mantener la competencia a toda costa y retrasar la remisión de los autos no puede sino esconder los intereses que en ningún caso son compatibles con la letra y el espíritu de la ley".

En esta ampliación de la querella, el PP sostiene que Garzón ha incurrido en un delito de revelación de secreto de sumario, tipificado en el artículo 466.2 del Código Penal, después de que a través del servicio de prensa de la Audiencia Nacional se negara ayer que el diputado González Pons esté implicado en la causa "y, por consiguiente, que el resto de personas citadas por los medios de comunicación sí se hallan" implicados.

Según el PP, Garzón ha "revelado datos de un sumario declarado por él mismo secreto" y está "originando una gravísima indefensión a los posibles imputados que gozan de aforamiento" porque se desconocen las acusaciones contra ellos y no pueden ser llamados a declarar ante su juez ordinario "al negarse" Garzón a remitir los autos a los tribunales superiores de Justicia competentes o al Tribunal Supremo.

El Partido Popular denuncia también en esta querella la irregular notificación al PP del rechazo a sus recursos de reforma y subsidiaria de apelación solicitando la personación. Según agrega, el juez ha "retenido a sabiendas indebidamente y durante ocho días la notificación del segundo rechazo a su personación" y ha conseguido "eludir de nuevo la recusación".

En la querella criminal por prevaricación contra Garzón que el PP presentó ayer ante el Tribunal Supremo, el PP denunciaba la "decisión consciente de suplantar la ley" por parte de Garzón y el hecho de que no se haya inhibido ya en la causa sobre una presunta trama de corrupción cuando él mismo reconoció "expresamente" que "existen aforados implicados". Por eso, solicitaba su inhabilitación por un período de diez a veinte años.