17 de febrero de 2020
28 de febrero de 2008

Ibarra dice que si gana el PP "gana Jiménez Losantos" y si el PSOE saca la absoluta "pierden los nacionalistas"

MÉRIDA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de los socialistas extremeños, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, dijo hoy que si el PP gana las elecciones del 9 de marzo "gana Jiménez Losantos", en referencia al periodista de la Cadena Cope, y que si el PSOE alcanza la mayoría absoluta "pierden los nacionalistas".

En un mitin de campaña en el Hotel Las Lomas de Mérida, Rodríguez Ibarra sostuvo que en estos comicios generales "hay que elegir entre PP y PSOE", puesto que si bien hay otras fuerzas políticas "muy respetables", no están "en el campo de juego".

El ex presidente de la Junta de Extremadura reiteró, como en anteriores mítines de esta campaña, que la derecha sociológica española "no se parece en nada" a los dirigentes del Partido Popular, entre los citó a Acebes, Zaplana y Rajoy, ni tampoco se parece a Jiménez Losantos o Pedro J. Ramírez, el director del diario El Mundo.

Para Ibarra una victoria electoral del PP supondría un "retroceso de 180 grados", a lo que agregó que esta cita electoral "es la última oportunidad de la extrema derecha de consolidarse en España".

Respecto al PSOE aseguró que es un "partido de mayorías" que busca la "mayoría absoluta" porque la necesita para ser "autónomo" y llevar adelante su proyecto sin "estar dependiendo de minorías nacionalistas e insolidarias".

DECLARACIONES DE PUJOL.

Al respecto, Rodríguez Ibarra comentó que estuvo escuchando unas recientes declaraciones del ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, en las que el político catalán decía que después del 9 de marzo CiU no hablaría con el PP "porque ha atacado a Cataluña" y que con los socialistas podría hablar pero "firmando un contrato por adelantado".

Ibarra señaló que a él no le importaría que tal contrato significara que "se llevaran más o menos dinero", pero sí se mostró preocupado porque se pusieran "en juego determinadas cosas que son muy importantes para la estabilidad de España". "No juguemos con fuego y fortalezcamos la democracia", apostilló el dirigente socialista, quien advirtió de que la democracia puede ser un sistema "muy débil" si no se garantiza su estabilidad.

Así, puso el ejemplo de Kosovo, territorio que no pidió la independencia bajo los gobiernos del dictador Tito ni de Milosevic, pero ahora en un régimen democrático sí lo ha hecho y la ha conseguido, de modo que se ha transmitido la sensación de que "con la democracia la integridad territorial está menos protegida que con la dictadura".

También recordó que el primer ministro italiano, Romano Prodi, "ha caído" por perder el apoyo de "un grupúsculo de nada". Por tanto, advirtió de que en el caso de España el PSOE no puede depender ni de los nacionalistas ni de formaciones pequeñas como la del "tipo con la mochila que va cantando por España", en alusión al diputado de la Chunta Aragonesista José Antonio Labordeta, quien dijo hace unos días que no le gustaría que los socialistas gobernaran en España con mayoría abosluta.

Por tanto, Ibarra pidó el voto para el PSOE primero como "español" y después como "socialista", y en tercer lugar como extremeño, puesto que, añadió, hubo una "diferencia brutal" en el tratamiento hacia la región por parte de los gobiernos de Felipe González y Zapatero, por un lado, y Aznar, por otro.

El mitin, en el que también participan el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, comenzó con la intervención del alcalde de Mérida, Ángel Calle, quien instó a votar al PSOE para que coincidan gobiernos socialistas en la ciudad, en la región extremeña y en España.

Por su parte, la candidata al Senado por Badajoz y portavoz del Ayuntamiento de Mérida, Ascensión Murillo, criticó a los populares porque "creen que el poder les pertenece por derecho natural" y porque se comportan "arrogantes con los débiles y sumisos con los poderosos", al tiempo que recordó que el gobierno de Aznar se caracterizó por medidas como el "decretazo" y el intento de quitar el PER a Andalucía y Extremadura, entre otras, así como por favorecer a "amigos" como Manuel Pizarro, actual número dos de la lista del PP al Congreso por Madrid.