4 de diciembre de 2020
27 de octubre de 2020

Iglesias reconoce que el IMV generó una "pelea dura" en la negociación de PGE y señala que "no hay excusa burocrática"

Iglesias reconoce que el IMV generó una "pelea dura" en la negociación de PGE y señala que "no hay excusa burocrática"
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, a su llegada a la segunda sesión del pleno en el que se debate la moción de censura planteada por Vox, en el Congreso de los Diputados, Madrid (España), a 22 de octubre de 2020. - EUROPA PRESS/E. PARRA. POOL - EUROPA PRESS

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha reconocido este martes que hubo "una pelea dura" para facilitar los trámites de las ayudas del ingreso mínimo vital (IMV) y ha señalado que "no hay excusa burocrática" para que la prestación no llegue "a la gente que lo necesita".

"No puedo aceptar que hayamos creado un derecho importante que no llega a la gente que lo necesita", ha subrayado en una entrevista en Cadena Ser, recogida por Europa Press, en la que ha confirmado que hubo una "pelea dura" en el Gobierno de coalición para facilitar los trámites.

Por ello, ha desvelado que desde Unidas Podemos "pelearon" en la negociación de los PGE para "mejorar" el ingreso mínimo. "Hay que abrir el cuello de botella. Tiene que ser más fácil pedir el IMV", ha defendido, al tiempo que ha reconocido que su formación consiguió "ampliar la cobertura" de la ayuda y facilitar los requisitos entre jóvenes o personas convivientes en el mismo domicilio. "No va a ser suficiente", ha dicho Iglesias, quien ha revelado que desde su grupo parlamentario y otras fuerzas de izquierdas trabajarán para "incorporar enmiendas" en el Congreso.

"Tengo que aceptar que es algo que nos debe avergonzar. Un gobierno no puede decir que las cosas de palacio van despacio", ha insistido el vicepresidente segundo, quien ha señalado que el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, se "ha puesto a trabajar" para mejorar la prestación. "Hay que presionar (...) Cuando presiona la sociedad civil, se consiguen cosas", ha recalcado.

MAYORÍA DE LA INVESTIDURA

Sobre las diferencias en la negociación de los PGE, que no se cerraron hasta última hora del lunes, Iglesias ha pedido entender "lo que es un gobierno con dos formaciones que en algunos temas empujan de manera diferente". Pese a ello, ha defendido la coalición como la mejor "garantía para que se cumplan los acuerdos". "Cuando hay dos partidos, hay una presión continúa", ha afirmado.

Preguntado por los apoyos para aprobar las cuentas públicas, el líder de Podemos ha recordado "la metodología acordada" con el PSOE --primero hablar con los grupos que auparon la investidura de Pedro Sánchez y después, con el resto-- y ha defendido "no excluir a nadie". "Hay que ser realistas. Son unos PGE de izquierdas, con elementos de fiscalidad, inversión pública y regulación de alquileres... ¿Lo puede apoyar Ciudadanos? No soy ingenuo", ha aclarado.

En este sentido, Iglesias ha apuntado que "lo normal" es que los Presupuestos se aprueben con "fuerzas políticas de izquierdas o con partidos de tradición moderada, lejos del bloque de Colón". "No va a ser fácil", ha reconocido.

Sobre la subida de impuestos a rentas altas, ha dicho que "las medidas en fiscalidad" van en "la dirección redistributiva" que Unidas Podemos demanda, pero ha reconocido que todavía no se han acercado a la "gran reforma fiscal" que pretendían para "acercarnos a países de nuestro entorno". "Está por hacer", ha apostillado Iglesias.

Respecto a la regulación de los alquileres, ha reclamado que "se trata de garantizar un derecho social". "En España ocurre que la gente que vive de alquiler dedica un 40% de sus ingresos en pagar el alquiler. Va en contra del derecho de la vivienda", ha explicado Iglesias, que ha pedido a los "grandes propietarios" reducir "su margen de beneficio" para "garantizar un derecho social".