6 de julio de 2020
30 de junio de 2020

Villarejo accedió a datos de Bousselham en abril de 2016, más tarde que Iglesias, según la Policía Científica

Villarejo accedió a datos de Bousselham en abril de 2016, más tarde que Iglesias, según la Policía Científica
José Manuel Villarejo (arxiu) - CEDIDA - ARCHIVO

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Un informe de la Policía Científica elaborado para Asuntos Internos en abril de 2020 revela que la copia que estaba en poder del comisario jubilado y en prisión preventiva José Manuel Villarejo con datos de la tarjeta del móvil de la exasesora de Podemos Dina Bousselham fue realizada en abril de 2016, varios meses más tarde de que la tarjeta estuviera en posesión ya del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

En estas diligencias practicadas por la Unidad Central de Criminalística de Policía Científica, y a las que ha tenido acceso Europa Press, se le pedía desde Asuntos Internos de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) que analizaran los metadatos de una serie de archivos de dos dispositivos pertenecientes a Villarejo, en concreto un disco duro con carcasa metálica plateada de conexión USB de 320 GB de capacidad, y un Pendrive DT101 de 16 GB.

Tras presentar los 'pantallazos', en los que se pueden leer mensajes de chats internos de Podemos, la diligencia apunta que, dado que los metadatos de este tipo de imágenes se eliminan para economizar almacenamiento en apps de dispositivos móviles, "no se puede extraer mucha información" de los mismos.

Pero añade que hay una serie de imágenes que son exactamente las mismas en ambos dispositivos, como la captura de pantalla en la que se podía leer a Iglesias comentando que azotaría a la presentadora de televisión Mariló Montero hasta que sangrara. Indican que esas copias se realizaron desde un tercer dispositivo al pendrive en abril de 2016, y al disco duro en julio de 2016.

Esta fecha de abril, que marcaría el momento en el que Villarejo tiene acceso a esos datos privados de Bousselham, es tres meses posterior a enero de 2016, momento en el que Iglesias recibió del presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, la tarjeta del móvil de su exasesora.

Este informe se enmarca dentro de la instrucción de la pieza 10, denominada 'Dina', de la macrocausa 'Tándem', en la que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón investiga los encargos realizados por el comisario para terceros valiéndose de su posición en el Cuerpo de Policía.

EL ANÁLISIS DE LOS VESTIGIOS INFORMÁTICOS

En concreto, en la pieza 'Dina' se investiga el robo de su teléfono móvil en 2015 y la posterior difusión de su contenido en medios, algo que fue denunciado por el propio Iglesias en la campaña de las generales de abril de 2019 como un ataque de las 'cloacas' del Estado para perjudicar a la formación morada.

Este informe con fecha de 6 de abril, realizado concretamente por la Sección de Ingeniería Informática Forense --como ampliación del informe anterior que remitieron también a Asuntos Internos--, analizaba los vestigios informáticos hallados en soportes informáticos de Villarejo y en los que constaba material propiedad de Bousselham.

En los pantallazos contenidos en el disco duro se pueden leer hasta 16 bloques de chats dedicados a comentar por ejemplo intervenciones en televisión de dirigentes, campañas internas del partido morado. En otro chat denominado 'Superagente' varios miembros del partido, incluidos Iglesias y la exasesora, hablan de un supuesto acoso a Dina Bousselham por parte de un tercero.

En el informe, apuntan que determinadas capturas de pantalla se podrían haber realizado con una aplicación llamada 'Clipper' que permite recortes de pantalla y texto en los móviles. Y se añade que la nomenclatura del resto de los archivos "es compatible con la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp". "Esta aplicación guarda en la carpeta las imágenes recibidas, mientras que las enviadas se almacenan en una subcarpeta llamada 'sent'", detallan los agentes encargados del informe.

Contador

Lo más leído en España