2 de diciembre de 2020
23 de septiembre de 2006

Inmigración.- Arenas dice que la "irresponsabilidad y frivolidad" de Zapatero y Chaves "no tienen límites"

SEVILLA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A, Javier Arenas, manifestó hoy que la "irresponsabilidad y frivolidad" del presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, y del jefe del Ejecutivo andaluz, Manuel Chaves, en relación con el tema de la inmigración "no tienen límites".

Durante su intervención en un acto sobre inmigración del PP-A, en el que también intervino el presidente nacional del partido, Mariano Rajoy, Javier Arenas indicó, en tono irónico, que tiene que dar la "enhorabuena" a Rodríguez Zapatero y Manuel Chaves porque si perseguían que el tema de la inmigración se convirtiera en la "primer problema de España, lo han conseguido", sobre todo, por su "frivolidad".

Señaló que, sin duda, en la Unión Europea se cuestiona en este momento lo que ha hecho el Gobierno español en materia de inmigración. Lamentó el hecho de que en la Unión Europea "sobraran" 50 millones de euros en ayuda a la inmigración y que, sin embargo, el Ejecutivo español "no pidiera nada".

Arenas se quiso centrar especialmente en criticar la "frivolidad" con que la Junta de Andalucía está abordando el tema de la inmigración, como pone de manifiesto el hecho de que "no haya pedido dinero a la Unión Europea", al tiempo que el problema con los menores inmigrantes no acompañados se "descarga" en las ONGs, en lugar de afrontarlo la administración autonómica.

La política de inmigración de la Junta sólo consiste, en su opinión, en los viajes de Manuel Chaves a Marruecos, lo que se ha convertido en una "gran afición". El Ejecutivo andaluz tenía que plantear a Marruecos, según apuntó, que ayuda al país en materia de cooperación si el gobierno marroquí ayuda a combatir la inmigración ilegal y las mafias que operan en el Estrecho.

Lamentó que con la política de regularización masiva del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero se haya producido un "efecto llamada como una catedral" y opinó que si se acomete bien la integración de la inmigración legal en España, no será un problema, pero que si se aborda mal la inmigración ilegal, eso sí que lo será.

En cualquier caso, Arenas manifestó que no es "muy optimista" de cara al futuro y que cada día, por asuntos como la inmigración u otros, se palpa más que el PP puede ganar las elecciones generales, una posibilidad que pasa en parte por Andalucía.