19 de enero de 2021
26 de junio de 2018

Integrantes de una facción radical de Straight Edge reniegan de la violencia y dicen que financiaron causas sociales

El fiscal pide dos años de cárcel para cada uno por instar en las redes a la quema de cajeros y contra la Policía

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los seis miembros del movimiento anarquista Straight Edge Madrid (SXE MAD) que se enfrentan a dos años de cárcel por delito de enaltecimiento del terrorismo han asegurado durante la vista oral que acoge en su contra la Audiencia Nacional que ellos no son los autores de las publicaciones en las redes sociales que se les imputan y que recaudaron fondos pero no para destinarlos a fines violentos, sino a causas sociales.

En su interrogatorio, los acusados Juan Manuel B.V (Perú), Francisco Javier M.A (Málaga), Borja M.E (Madrid), Candela B.B (Madrid), David B.G (Colombia) y Diego H.P (México), todos ellos de entre 22 y 28 años, han negado ser los autores de comentarios en Twitter y Facebook tales como: 'Frente a la traición y la represión, rebelión como única opción', 'Contra el fascismo armado, Straight Edge organizado', 'La resistencia no es violencia, es autodefensa' o 'Fuego y muerte al Estado y que viva la anarquía'.

Los jóvenes, que solo han respondido a preguntas de sus abogados, han asegurado que las redes estaban abiertas para los más de veinte miembros que formaban parte de esta facción de Straight Edge ('Camino recto') en Madrid y que, al haber "total libertad de expresión", cualquiera podía publicar todo tipo de contenidos.

El Ministerio Fiscal les acusa de enaltecimiento del terrorismo por apelar con sus comentarios a atacar la paz social, quemar sucursales bancarias o actuar contra la Policía en el marco de esta facción derivada del movimiento Straight Edge, nacido en 1970 en Estados Unidos y que aboga por el autocontrol como único modo de ser libres, el rechazo a las drogas, tabaco o alcohol y la promiscuidad sexual o la defensa del veganismo.

El principal acusado, Juan Manuel B.V alias 'Nahuel', ha negado haber publicado contenidos en las cuentas del grupo aunque ha reconocido ser el autor del vídeo 'Bajo la capucha', realizado a finales de enero de 2014 y en el que además participan otros dos acusados, según el escrito del Ministerio Fiscal. En el mismo, se lanzan mensajes como: 'un método de lucha nunca es pacifista' o 'nosotros no ejercemos violencia al defendernos de la policía o el Estado'.

DOCUMENTAL INCLUIDO EN SU CURRÍCULUM

'Nahuel', sin embargo, ha dicho que él no aparece en el reportaje y que simplemente lo elaboró porque se lo habían mandado como tarea en clase sin que lo llegase a subir a ninguna plataforma online por motivos de derecho de autor. Además, ha asegurado que no conocía a ninguno de los dos acusados cuando hizo este vídeo y que lo incluyó en su currículum vitae.

En la misma línea han declarado el resto de acusados a los que el Ministerio Fiscal atribuye una función concreta dentro de esta facción. De esta forma, Francisco Javier ha dicho que no aportó material gráfico al grupo más allá de una fotografía que hizo durante un desalojo y que envió a su círculo más cercano para que supieran que estaba bien.

Por su parte, Borja y David Daniel han negado categóricamente que trabajaran en tareas de financiación de este movimiento anarquista sino que el dinero que recaudaban de conciertos era a su vez para otros conciertos solidarios o fines sociales como grupos sirios, comedores sociales o refugios de animales.

David Daniel ha apuntado además que él no es la persona del documental pese a que los investigadores, en el registro de su domicilio, hallaron la misma camiseta que lleva el identificado en el vídeo. Al respecto, ha dicho que no es exclusiva y que la consiguió en un evento en el centro social La Quimera, de Lavapiés, por lo que la "podía tener mucha gente".

"SIN DUDA PROMOVÍAN LA LUCHA EN LA CALLE" La primera agente que ha declarado como testigo ante el tribunal ha explicado que las pesquisas comenzaron tras la explosión de una sucursal bancaria el 30 de enero de 2015, donde los responsables dejaron algunas pintadas con la leyenda SXE. A raíz de ahí, encontraron en redes sociales los perfiles del grupo con fotografías y convocatorias de este tipo de actos.

Los investigadores detectaron que el grupo tenía vínculos con otros de corte anarquista radical puesto que "se movían por los mismos centro sociales" y que, "sin duda alguna, promovían la lucha en la calle" solidarizándose "perfectamente" con el destrozo de bancos y con la idea de que hay que atacar el capital y el Estado.

Otra inspectora de policía ha dicho que de las escuchas telefónicas se pudo concluir que 'Nahuel' era el responsable del grupo, integrado por una veintena de personas, siendo él el que "decidía y manejaba todo". Incluso llegó a decir que SXE "era él" y que cuando no estaba quedaba al mando Candela, pareja sentimental suya en el momento de los hechos.

Del registro en su domicilio hallaron en sus dispositivos informáticos búsquedas sobre el grupo terrorista GRAPO y tutoriales sobre cómo fabricar bombas de humo. También encontraron en casa de David Daniel una botella con el rótulo SXE donde guardaban dinero. Tras la declaración de los agentes, el tribunal ha suspendido la vista a primera hora de la tarde y la reanudará este martes.