30 de mayo de 2020
17 de agosto de 2009

Interior defiende la actuación de la Ertzainza en Gernika porque se "aplicó la Ley" y rechaza que se les "culpabilice"

BILBAO, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Interior del Gobierno vasco defendió la actuación de la Ertzaintza en Gernika, donde ayer se disolvió una marcha de la izquierda abertzale prohibida por la Audiencia Nacional, y aseguró que la Policía autónoma se limitó a "aplicar la Ley", por lo que rechazó que se les "culpabilice" de los incidentes.

Estas manifestaciones fueron realizadas a Europa Press después de que el alcalde de Gernika, José María Gorroño (EA), calificara de "exceso" que la Ertzaintza entrara ayer "de esa manera" en el recinto festivo de la localidad vizcaína.

El Departamento de Interior afirmó que lo que hizo ayer la Ertzaintza fue "aplicar la Ley" porque había una resolución judicial, de la Audiencia Nacional, que prohibía la marcha a favor de los presos de ETA.

Interior insistió en que los responsables de lo ocurrido son "quienes no cumplen la Ley", no "acatan" las disposiciones legales y realizan "actos ilegales".

La consejería dirigida por Rodolfo Ares aseguró que el alcalde de Gernika, con sus manifestaciones, "parece que está culpabilizando de los incidentes a la Ertzaintza", cuando la Policía autónoma "lo que hace es cumplir la ley y velar por el cumplimiento de la Ley".

"La responsabilidad es de quienes utilizan las fiestas y las grandes concentraciones ciudadanas en las fiestas para incumplir la ley", agregaron las mismas fuentes.

La Ertzaintza detuvo ayer a cuatro personas acusadas de un delito terrorismo, quebrantamiento de orden judicial y desórdenes públicos, que fueron puestas en libertad esta madrugada con la obligación de personarse cuando sean requeridos ante la autoridad judicial.

Los incidentes se produjeron minutos después de las nueve de la noche, tras procederse a disolver una manifestación en favor de los presos de ETA que había sido prohibida por la Audiencia Nacional. Los manifestantes comenzaron a lanzar objetos a los agentes de la Policía autonómica y a quemar varios contenedores y la Ertzaintza procedió a realizar las citadas detenciones.