4 de marzo de 2021
23 de enero de 2008

Islamistas.- La célula encargó a tres miembros cometer atentados suicidas en transportes públicos de Barcelona

Ismael Moreno decreta prisión para 10 de los arrestados y deja en libertad a dos personas, que se suman a las liberadas esta mañana

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La célula desarticulada en Barcelona había escogido a tres de sus miembros, todos ellos ciudadanos paquistaníes, para que cometieran un atentado en transportes públicos de la capital catalana durante el mismo fin de semana de en que se produjeron las detenciones, según se desprende del auto en el que el juez decreta prisión para 10 de los arrestados por su presunta vinculación con redes de terrorismo islamista.

Moreno precisa en su auto que los detenidos constituían un grupo organizado "con una clara y especializada división de funciones". Todos ellos estaban cohesionados ideológicamente por su adhesión a una postura extremista del Islam, añade el juez que precisa que la dirección dependía de aquellos que contaban con mayores conocimientos religiosos extraídos de la base del Movimiento Tabligh e Jamaa, versión rigurosa del Islam.

La estructura --agrega el magistrado-- había derivado hacia una forma más radical que justifica el uso indiscrimado de la violencia como herramienta lícita para lograr sus metas político-religiosas. "Con este fin el grupo habría alcanzado capacidad operativa a nivel humano y se encontraría muy próximo a conseguir plena capacidad técnica a nivel de artefactos explosivos", indica.

El juez destaca que de las investigaciones llevadas a cabo ha "inferido" que los integrantes de la célula terrorista desarticulada "pretendían llevar a cabo diversas acciones terroristas suicidas el pasado fin de semana (18-20 de enero) en transportes públicos de la ciudad de Barcelona".

El grupo tendría como integrantes a Marrof Ahmed Mirza, Mohamed Tarik, Qadeer Malik, Hafeez Ahmed, Roshan Jamal Khan, Shaib Iqbal, Imram Cheema, Mohammad Ayud Elahi Bibi, Mohamed Shoaib y Mehmooh Khalib. Todos ellos mantenían frecuentes encuentros y llevaban acabo actividades comunes tanto en público como en privado y estaban dirigidos ideológica y operativamente por Mirza y Ayud Alahi Bibi "quienes gozaban de gran respeto". La célula disponía también de especialistas en explosivos, encabezados por Hafeez Ahmed.

TRES TERRORISTAS SUICIDAS.

El auto pone de manifiesto que las personas a las que se encargó la comisión de los atentados fueron los tres paquistaníes Mohamed Shoaib, Mehmooh Khalib y Imram Cheema, que llegaron a Barcelona "en fechas recientes". El primero de ellos en trasladarse hasta la Ciudad Condal fue Khalib que se trasladó a Barcelona el 8 de octubre de 2007, seguido por Shoaib que llegó el 12 de noviembre. Cheema, por su parte, se desplazó entre mediados de diciembre y principios de enero de 2008.

"Este patrón es común en organizaciones extremistas islámicas que para ejecutar una acción terrorista suelen desplazar a los suicidas poco tiempo antes de llevarla a cabo", dice el juez. La llegada de los tres se produce aproximadamente dos meses después de que el presunto fabricante de explosivos regrese de un viaje de cinco meses a Pakistán, agrega.

En los registros practicados se han incautado nitrocelulosa y elementos mecánicos y eléctricos, aptos para la construcción de uno o varios artefactos explosivos, según consta en el informe del Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ. No obstante, el magistrado precisa que el material incautado "carecía de la suficiente potencia destructiva para la comisión de un atentado con garantías de causar estragos" y supone que este material podría haber sido empleado "para la enseñanza en la manipulación de artefactos caseros que limitaran el riesgo para la integridad física de sus manipuladores".

TESTIGO PROTEGIDO

Del auto se desprende además, que la operación de la Guardia Civil que ha desembocado en la desarticulación de esta célula que pretendía atentar de forma inminente, ha contado con declaraciones efectuadas por un testigo protegido. Sus afirmaciones han sido contrastadas con las respuestas ofrecidas por los detenidos durante el interrogatorio en las dependencias judiciales.

A la vista de estos datos el juez considera que 8 de los 10 encarcelados son responsables de la comisión de un delito de pertenencia a organización terrorista y tenencia y fabricación de explosivos. Sobre los dos restantes, entre los que se encuentran los presuntos suicidas Mohamed Shoaib y Mehmooh Khalib, pesa únicamente la acusación de pertenencia, probablemente porque no tenían conocimientos sobre el montaje de los artefactos.

Dos de los arrestados --Mohamed Imren y Sarosh Aki Mohamed-- han quedado en libertad sin la imposición de medidas cautelares. La Guardia Civil puso ya esta mañana en libertad a 2 de los 14 detenidos. Los 12 comenzaron esta mañana a declarar ante el titular del juzgado de Instrucción número 2, Ismael Moreno, quien se encontraba de guardia en el momento en el que se produjo la operación, desarrollada por la Guardia Civil y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Los detenidos llegaron a los calabozos de la Audiencia Nacional en Madrid a las 9.00 horas de hoy.