3 de marzo de 2021
23 de enero de 2008

Islamistas.- El fiscal pide prisión para 10 de los 12 detenidos y acusa a dos de ellos de ser "presuntos suicidas"

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió esta tarde prisión para diez de los doce detenidos el pasado sábado en Barcelona por su presunta vinculación con redes de terrorismo islamista. Ocho de ellos están acusados de un delito de pertenencia a banda armada y tenencia de explosivos mientras que los dos restantes sólo se enfrentan a la acusación de integración. El fiscal considera que estos últimos --Mohamed Shoaib y Mehmooh Khalib-- podrían ser presuntos suicidas, informaron fuentes jurídicas.

Los dos arrestados sobre los que no pesa acusación alguna son Mohamed Imren y Sarosh Aki Mohamed. La Guardia Civil puso ya esta mañana en libertad a dos de los catorce detenidos el pasado sábado en Barcelona por su presunta vinculación con redes de terrorismo islamista que pretendían abastecerse de explosivos para cometer un atentado en esta ciudad, informaron a Europa Press fuentes próximas a la investigación.

Los doce que continúan arrestados comenzaron esta mañana a declarar ante el titular del juzgado de Instrucción número dos, Ismael Moreno, quien se encontraba de guardia en el momento en el que se produjo la operación, desarrollada por la Guardia Civil y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Los detenidos llegaron a los calabozos de la Audiencia Nacional en Madrid a las 9.00 horas de hoy.

NIEGAN LOS CARGOS

Todos ellos respondieron a las preguntas efectuadas por el juez y el fiscal, aunque en todos los casos negaron las acusaciones por las que se les imputaba, concretaron las citadas fuentes.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó el sábado que los detenidos, entre los que había doce paquistaníes y dos indios, habían dado "un paso más allá" en su radicalización ideológica y planeaban abastecerse de explosivos para, posiblemente, cometer un atentado en Barcelona.

En los registros, realizados en una mezquita del barrio de El Raval y cinco viviendas, se encontraron cuatro temporizadores, varios teléfonos móviles y distinto material informático que, según el instituto armado, podría vincular a los detenidos con redes islamistas que actúan fuera de España.