27 de mayo de 2020
5 de julio de 2018

IU pide revisar los casos de mujeres expulsadas de las pruebas para el Ejército por lucir tatuajes

IU pide revisar los casos de mujeres expulsadas de las pruebas para el Ejército por lucir tatuajes
IU

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida quiere que el Ministerio de Defensa revise los casos de mujeres que han sido expulsadas de las pruebas para acceder al Ejército por lucir tatuajes al considerar que fueron discriminadas respecto de otros aspirantes varones que también tenían este tipo de adornos.

La diputada de IU Eva García Sempere ha registrado una iniciativa en este sentido en el Congreso tras desvelar 'Público.es' el caso de la psicóloga madrileña Estela Martín, que fue rechazada en unas pruebas de selección para oficial del Cuerpo Militar de Sanidad por tener un tatuaje en el empeine.

"¿Considera el Gobierno acorde a los tiempos que corren y necesario para el correcto funcionamiento de las Fuerzas Armadas mantener normas de uniformidad que obliguen al uso de falda por parte de las mujeres y eliminar a mujeres en pruebas de selección por la presencia de tatuajes?", reza la pregunta que García Sempere ha registrado por escrito en el Congreso.

Sempere recuerda, a través de una nota de prensa, que otra aspirante fue expulsada de la misma prueba por el mismo motivo, mientras que dos hombres que lucían tatuajes de mucho mayor tamaño pudieron seguir adelante con el proceso de selección.

IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

En este contexto, la diputada de IU considera "imprescindible" exigir "que se respete la obligación de velar por el estricto cumplimiento del principio de igualdad de oportunidades entre ambos sexos, que es preceptivo de los órganos de selección del Ejército".

Por eso sostiene que, con independencia de que se haya rechazado el recurso presentado por Martín, "debe revisarse" tanto su eliminación como la de su compañera de las citadas pruebas, así como los casos de otras mujeres que se hayan topado antes con la misma discriminación.

Los responsables de la convocatoria esgrimieron para justificar su decisión que los varones podían cubrir los tatuajes para que quedaran ocultos, pero las mujeres no porque entre sus uniformes se incluye un modelo con falda.

A este respecto, García Sempere recuerda que la normativa permite a las militares elegir si lucen falda o pantalón y que la falda sólo es obligatoria cuando utilizan el uniforme de etiqueta. Eso sí, apunta que éste debe acompañarse siempre de "medias negras", con lo que "un tatuaje en el pie quedaría en todo caso cubierto".