25 de mayo de 2020
2 de abril de 2008

Jáuregui dice que el apoyo de PNV a ANV "dificulta objetivamente" el entendimiento político con el PSOE

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Grupo parlamentario socialista, Ramón Jáuregui, reconoció hoy que el apoyo del PNV a ANV puesto de manifiesto ayer en la moción de censura contra la alcaldesa de Mondragón, Inocencia Galparsoro, muestra "una profunda discrepancia" entre PSOE y PNV respecto a la lucha contra ETA que "dificulta objetivamente" el entendimiento político.

Según explicó Jáuregui en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, las palabras del presidente del GBB del PNV, Joseba Egibar, tras el rechazo a la moción de censura contra Galparsoro, "ponen de manifiesto una profunda discrepancia sobre la estrategia para alcanzar el fin de la violencia" entre ambos partidos.

Egibar manifestó ayer que el rechazo de la formación nacionalista a apoyar mociones de censura contra alcaldes de ANV responde a que estas iniciativas "no conducen" a "escenarios progresivos de normalización".

Para el responsable socialista, el entendimiento entre PNV y PSOE sufrirá "una dificultad objetiva insuperable" si ambos partidos no encuentran "un diagnóstico y una terapia común para vencer al terrorismo".

Jáuregui aseguró que los socialistas están "profundamente defraudados y decepcionados" ante la "falta de solidaridad por parte del PNV con un partido que acaba de sufrir una agresión tan brutal como fue el asesinato de Isaías" Carrasco y que "sufre en este momento la amenaza de volver a ser agredido", tras el comunicado de ayer de la banda terrorista.

"No comprendemos cómo el PNV no adopta una actitud más democrática", afirmó el dirigente socialista, antes de defender que la pretensión de que quienes apoyan o no condenan el terrorismo es "democrática".

Por esto, de cara a las negociaciones para la investidura del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque quiso "ser prudente", Jáuregui sentenció que "una discrepancia tan importante" es "objetivamente una dificultad política del entendimiento", que su partido, no obstante, pretende "superar", porque ambos están "condenados a entenderse".